24 de octubre de 2016

Los medios de comunicación en España

No hay comentarios:
En España existen en la actualidad un gran número de medios de comunicación. La prensa, la televisión, la radio, hoy en día también internet, En el caso de la televisión hemos pasado de tener dos canales sólo hasta finales de los 80, a tener hoy un numero elevado que diera la impresión de ir creciendo con el tiempo. Por un lado aumenta la oferta, pero por otro lado crea problemas también su mal uso.
Las emisoras de radio también son muchas y variadas. La prensa en papel sigue existiendo pese a que con internet, muchos optan por publicar sus contenidos en la red.
En España existe libertad de expresión, y cada medio escribe lo que quiere sin que exista una censura previa.
La libertad de expresión en España, según la Constitución tiene unos límites que entiendo que no se cumplen siempre. Especialmente lo que dice el art.20.4 que informa de que hay que proteger el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
Esto no se cumple para nada en muchos casos, cuando observamos emisiones de televisión que no protegen para nada a la juventud y a la infancia. ¿Alguien se ha percatado de esto? ¿Alguien trata de hacer algo para evitar esto?
Derecho al honor e intimidad: que se lo digan a lo que hacen programas de cotilleo o crónicas rosa por ejemplo. ¿Cuantas veces no es vulnerado el derecho al honor de las personas en la televisión por ejemplo?
Esto me recuerda un derecho: la presunción de inocencia. En España, ¿respetamos este derecho? ¿O condenamos a la primera de cambio en cuanto alguien insinúa la culpabilidad de alguien en la televisión u otro medio?

El estado del bienestar y el poco gusto a pagar impuestos

No hay comentarios:
Los españoles somos muy prestos a pedir un "estado del bienestar", y muy reacios a ayudar a sostenerlo. Para ello, todo el que puede trata de evadir sus responsabilidades defraudando siempre que pueden. Se exige mucho a los políticos (y con razón), pero al mismo tiempo todo el que puede no se exige nada a si mismo. ¿Los problemas? Que los arreglen otros. ¿En que contribuyo yo con mi Patria?
Nos quejamos ( a lo mejor con razón en algunos casos) de unos impuestos elevados en algunos casos, pero somos poco conscientes de las razones que hay detrás de esos impuestos elevados, porque la política no interesa a casi nadie, excepto para criticar y quejarse. Desde la aparición de las redes sociales esto se ha convertido en otro "deporte nacional"
Miramos nuestras dificultades pero no nos ponemos en el lugar de los que están mucho peor que nosotros.
La queja continua es otro deporte nacional. Pero quejarse por quejarse, no buscando soluciones constructivas.
Términos como "cobrar en negro", "pagar en negro", parece que ya forman parte de nuestro vocabulario y es normal. Yo digo que no lo es, que no puede serlo, y que un país que habla así, demuestra una mala salud moral.
Se puede objetar: "que paguen primero los que más tienen" "Que den ejemplo los otros". Yo digo: "¡Da ejemplo tu y olvídate de los otros!".
Cumplir tus obligaciones deja la conciencia tranquila, y es la mejor decisión siempre.
Puede haber casos excepcionales donde no se pueda pedir la "perfección", pero yo hablo en general y no de casos excepcionales. De todas formas, esos casos, como todo en la vida, habría que verlos uno a uno. No pueden servir tampoco de excusa.
No dejar de llamarme la atención el escándalo que produce el saber que alguien tiene dinero en "b" (A lo mejor con razón), y luego ¿quién de esos no trata con dinero en "b" a lo largo de su vida?
Un cambio de mentalidad es necesaria, mayor justicia social, y eso no se puede construir sino gota a gota, piedra a piedra, a partir del edificio ya en ruinas que creo que en algunos momentos es España.

21 de octubre de 2016

El amor de Cristo

No hay comentarios:
Pienso que la expresión "El amor cristiano", puede sonar a muchos más como una filosofía. En segundo lugar, puede haber creyentes y no vivir en el amor cristiano, puesto que no es algo que sólo se pueda aprender teóricamente, sino que es necesario vivirlo. Y no se puede vivir este amor cristiano si no se vive en profunda comunión con Cristo (en Cristo). En conclusión para mi, no se trata de conocer el amor cristiano, sino de vivir en Cristo, ya que sin El no hay amor verdadero. Es más, el apóstol lo dice: "El amor que excede todo conocimiento". Amor de Cristo (Χριστοῦ)

Efesios 3:19
...seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo (Χριστοῦ), que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

El amor de Cristo:

Romanos 8:35
¿Quién nos separará del amor de Cristo (Χριστοῦ)? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

El amor que está en Cristo:

Romanos 8:39
ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.


Hechos 11:26
A los discípulos se les llamó cristianos (Χριστιανούς) por primera vez en Antioquía.

En conclusión para mi:
Todo discípulo (bautizado) de Cristo es cristiano, pero vivir en Cristo es otra cosa.

15 de octubre de 2016

"No temáis a los que matan el cuerpo"

No hay comentarios:
"No temáis a los que matan el cuerpo", es decir, no temáis a los seres humanos malos y perversos que buscan hacer mal al prójimo, llegando incluso al pecado del asesinato. Según San Mateo estos no tienen ningún poder para matar el alma. ¿Quién lo tendrá?

¿Quién es el dueño de la vida? Dios. 
¿Quién decide el final de nuestra vida? 
¿Es una consecuencia de la naturaleza en el caso de muerte natural?. ¿Una consecuencia de un error o una cadena de errores en el caso de una muerte accidental? ¿Una consecuencia de nuestros malos cuidados a la salud, en el caso de ciertas enfermedades? ¿O del desgaste natural de nuestro organismo en el caso de otras enfermedades? ¿Un triunfo de Satanás en el caso de muertes por asesinatos, suicidios, abortos...?

A la muerte en si no hay que temerla, no es la última palabra.

Y dice la Biblia:
5 Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed.

6 ¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios.

7 Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Es decir, dos cosas:
Primero, Dios tiene el poder de dar o quitar. Por su Palabra el mundo fue creado y existe.

Cuando alguien muere, se suele decir: "Lo llamó Dios". "Llegó su hora". Cristo mismo hablaba de "la hora" que sólo el Padre conoce. El fin del mundo no lo sabe nadie sólo el Padre Dios.

Segundo: Dios no se olvida de nadie, muera como muera, viva como viva, de todos se preocupa Dios. "Todos los cabellos están contados" (Dios lo sabe todo).


San Mateo dice:

28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Es decir, alguien (persona), tiene el poder (autoridad) de matar el cuerpo y el alma y sabemos que existe un castigo final que se llama infierno, y que Satanás es el jefe de ese infierno.

¿Cómo el cuerpo y el alma mueren en el infierno? Cuando una persona muere aquí, muere su cuerpo aquí, pero habrá una resurrección al final, y un juicio y a eso es a lo que hay que temer, porque es ahí donde el cuerpo y el alma pueden morir en el infierno.

A satanás no hay que temerle si una persona está viviendo en Cristo, porque haga lo que haga y pase lo que pase, Dios lo cuida y el descansa en Dios.

Se teme a Dios como juez, en el caso de que la vida no está centrada en Cristo, porque Dios es misericordia, pero también es justicia y vendrá como juez justo en el último día.
El temor y temblor con el que debemos cuidar nuestra salvación según San Pablo.

¿Que Dios tiene mucha paciencia? Si
¿Que Dios es bueno? Si
Pero Dios también se enfada, porque es padre y quiere que todos sus hijos se salven.

Cierto temor te mantiene alerta. Cristo lo tuvo en Getsemaní y oró.

Cierto es que Dios nos pide que tengamos fe en Él y no tengamos un temor de espanto o susto (No temáis). Sólo un temor reverencial que nos mantiene alerta.

Dios misericordioso ten piedad de nosotros. Gracias por tu bondad con nosotros. Perdónanos.

Entrevista Padre Fortea sobre el Apocalipsis

No hay comentarios:

8 de octubre de 2016

LOS DIFERENTES PUNTOS DE VISTA

No hay comentarios:

Estoy prácticamente seguro que nadie leerá entera esta reflexión que escribo hoy. Pero esa es mi opinión. ¿Es la verdad?
LOS DIFERENTES PUNTOS DE VISTA
Para mi, una cosa son las opiniones y otra cosa es la realidad. Se opina cuando no se conoce una cosa totalmente, y se afirma cuando se conoce. Hasta este punto de mi vida, no estoy de acuerdo con la afirmación: "Nadie está en la posesión de la verdad absoluta".
Para mi detrás de esa frase no siempre está detrás una actitud humilde de la persona que es lo que puede parecer.
Lo explico: cuando hablamos de "verdad absoluta" hay que analizar de que se está hablando. No podemos decir generalidades como si fueran verdades absolutas, pero existen cosas que pensamos o decimos que son verdades absolutas. Así lo entiendo yo. Un ejemplo: 2+2 son siempre 4. De lo que se deduce que 4 es la verdad absoluta. Otro ejemplo: Una pared pintada de color blanco, es blanca aunque alguien opine otra cosa. "El color blanco de la pared es otra verdad absoluta". Con esto demostramos que los humanos si podemos hablar y conocer verdades absolutas de las cosas.
Esto me lleva a concluir que la verdad absoluta existe.
Segunda parte: habiendo demostrado que existe la verdad absoluta, diré que para poder pensar o hablar la verdad absoluta de una cosa, hay primero que conocer de lo que se habla. Para ello seguiré una regla: "Por los frutos se conoce".
Ejemplo: Cuando en algún lugar vemos caos y discordia, estamos viendo los frutos, de modo que así nos acercamos a la verdad de esa situación. El objetivo es discernir si algo es o no es como a mi me parece. Por eso miraré los frutos, para discernir.
El ser humano es capaz de viendo frutos malos de una cosa, seguir actuando como si no los viera. Esto puede ocurrir porque no siempre se busca la verdad de las cosas, sino que buscamos adaptar la realidad a nuestro gusto u opinión personal.
Si somos personas sensatas, siempre buscaremos la verdad de las cosas. Antes de buscar la verdad, debemos llegar a conocer y creer que la verdad absoluta existe, como he dicho antes en los ejemplos.
No es cierta la frase: "Mi verdad". Tampoco lo es: "Tu verdad". Cerrarse uno en su punto de vista es decir que la persona no está buscando la verdad ni le interesa. Cuando una persona es honesta, siempre debe tender a buscar la verdad, después de llegar a la conclusión de que la verdad es algo que existe y que se puede encontrar.
Para los cristianos Cristo es la Verdad. Eso significa que su Palabra es verdad, sus enseñanzas son el mejor modo de resolver los problemas porque parten de la verdad absoluta, la auténtica realidad.
De todos modos, si hablo de Cristo estoy hablando mucho más en el terreno moral. Aparte de lo moral hay otras áreas de la vida que también tienen que ser entendidas de verdad, para conseguirlo hay que ser honestos y buscar no la propia opinión, sino simplemente lo que es. La verdad.
La verdad no es la que cada uno mira según su color, porque no pueden existir distintas verdades de una misma cosa, igual que la suma de 2 y 2 no puede ser nunca 5.
Una persona puede ver los colores de otra forma, pero sería porque tiene los ojos afectados por alguna enfermedad. No ve la realidad tal como es.
Para una persona una comida puede estar sosa, y la misma comida para otra persona puede estar bien. No es que existan dos verdades, es que hay factores en las papilas gustativas que modifican nuestra percepción de la realidad.
Demostración: una persona le echa mucha sal a la comida, y dice que está bien. La otra la come igual pero dice que está salada. ¿Quién tiene razón? Que se hagan una analítica de sangre, y por el colesterol se verá quién estaba en la verdad absoluta y no en la opinión personal.
Muchas veces por soberbia y orgullo somos incapaces de aceptar la verdad, y nos quedamos defendiendo nuestra personal opinión.