¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

15 de octubre de 2016

"No temáis a los que matan el cuerpo"

"No temáis a los que matan el cuerpo", es decir, no temáis a los seres humanos malos y perversos que buscan hacer mal al prójimo, llegando incluso al pecado del asesinato. Según San Mateo estos no tienen ningún poder para matar el alma. ¿Quién lo tendrá?

¿Quién es el dueño de la vida? Dios. 
¿Quién decide el final de nuestra vida? 
¿Es una consecuencia de la naturaleza en el caso de muerte natural?. ¿Una consecuencia de un error o una cadena de errores en el caso de una muerte accidental? ¿Una consecuencia de nuestros malos cuidados a la salud, en el caso de ciertas enfermedades? ¿O del desgaste natural de nuestro organismo en el caso de otras enfermedades? ¿Un triunfo de Satanás en el caso de muertes por asesinatos, suicidios, abortos...?

A la muerte en si no hay que temerla, no es la última palabra.

Y dice la Biblia:
5 Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed.

6 ¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios.

7 Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Es decir, dos cosas:
Primero, Dios tiene el poder de dar o quitar. Por su Palabra el mundo fue creado y existe.

Cuando alguien muere, se suele decir: "Lo llamó Dios". "Llegó su hora". Cristo mismo hablaba de "la hora" que sólo el Padre conoce. El fin del mundo no lo sabe nadie sólo el Padre Dios.

Segundo: Dios no se olvida de nadie, muera como muera, viva como viva, de todos se preocupa Dios. "Todos los cabellos están contados" (Dios lo sabe todo).


San Mateo dice:

28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Es decir, alguien (persona), tiene el poder (autoridad) de matar el cuerpo y el alma y sabemos que existe un castigo final que se llama infierno, y que Satanás es el jefe de ese infierno.

¿Cómo el cuerpo y el alma mueren en el infierno? Cuando una persona muere aquí, muere su cuerpo aquí, pero habrá una resurrección al final, y un juicio y a eso es a lo que hay que temer, porque es ahí donde el cuerpo y el alma pueden morir en el infierno.

A satanás no hay que temerle si una persona está viviendo en Cristo, porque haga lo que haga y pase lo que pase, Dios lo cuida y el descansa en Dios.

Se teme a Dios como juez, en el caso de que la vida no está centrada en Cristo, porque Dios es misericordia, pero también es justicia y vendrá como juez justo en el último día.
El temor y temblor con el que debemos cuidar nuestra salvación según San Pablo.

¿Que Dios tiene mucha paciencia? Si
¿Que Dios es bueno? Si
Pero Dios también se enfada, porque es padre y quiere que todos sus hijos se salven.

Cierto temor te mantiene alerta. Cristo lo tuvo en Getsemaní y oró.

Cierto es que Dios nos pide que tengamos fe en Él y no tengamos un temor de espanto o susto (No temáis). Sólo un temor reverencial que nos mantiene alerta.

Dios misericordioso ten piedad de nosotros. Gracias por tu bondad con nosotros. Perdónanos.
Publicar un comentario