8 de octubre de 2016

LOS DIFERENTES PUNTOS DE VISTA


Estoy prácticamente seguro que nadie leerá entera esta reflexión que escribo hoy. Pero esa es mi opinión. ¿Es la verdad?
LOS DIFERENTES PUNTOS DE VISTA
Para mi, una cosa son las opiniones y otra cosa es la realidad. Se opina cuando no se conoce una cosa totalmente, y se afirma cuando se conoce. Hasta este punto de mi vida, no estoy de acuerdo con la afirmación: "Nadie está en la posesión de la verdad absoluta".
Para mi detrás de esa frase no siempre está detrás una actitud humilde de la persona que es lo que puede parecer.
Lo explico: cuando hablamos de "verdad absoluta" hay que analizar de que se está hablando. No podemos decir generalidades como si fueran verdades absolutas, pero existen cosas que pensamos o decimos que son verdades absolutas. Así lo entiendo yo. Un ejemplo: 2+2 son siempre 4. De lo que se deduce que 4 es la verdad absoluta. Otro ejemplo: Una pared pintada de color blanco, es blanca aunque alguien opine otra cosa. "El color blanco de la pared es otra verdad absoluta". Con esto demostramos que los humanos si podemos hablar y conocer verdades absolutas de las cosas.
Esto me lleva a concluir que la verdad absoluta existe.
Segunda parte: habiendo demostrado que existe la verdad absoluta, diré que para poder pensar o hablar la verdad absoluta de una cosa, hay primero que conocer de lo que se habla. Para ello seguiré una regla: "Por los frutos se conoce".
Ejemplo: Cuando en algún lugar vemos caos y discordia, estamos viendo los frutos, de modo que así nos acercamos a la verdad de esa situación. El objetivo es discernir si algo es o no es como a mi me parece. Por eso miraré los frutos, para discernir.
El ser humano es capaz de viendo frutos malos de una cosa, seguir actuando como si no los viera. Esto puede ocurrir porque no siempre se busca la verdad de las cosas, sino que buscamos adaptar la realidad a nuestro gusto u opinión personal.
Si somos personas sensatas, siempre buscaremos la verdad de las cosas. Antes de buscar la verdad, debemos llegar a conocer y creer que la verdad absoluta existe, como he dicho antes en los ejemplos.
No es cierta la frase: "Mi verdad". Tampoco lo es: "Tu verdad". Cerrarse uno en su punto de vista es decir que la persona no está buscando la verdad ni le interesa. Cuando una persona es honesta, siempre debe tender a buscar la verdad, después de llegar a la conclusión de que la verdad es algo que existe y que se puede encontrar.
Para los cristianos Cristo es la Verdad. Eso significa que su Palabra es verdad, sus enseñanzas son el mejor modo de resolver los problemas porque parten de la verdad absoluta, la auténtica realidad.
De todos modos, si hablo de Cristo estoy hablando mucho más en el terreno moral. Aparte de lo moral hay otras áreas de la vida que también tienen que ser entendidas de verdad, para conseguirlo hay que ser honestos y buscar no la propia opinión, sino simplemente lo que es. La verdad.
La verdad no es la que cada uno mira según su color, porque no pueden existir distintas verdades de una misma cosa, igual que la suma de 2 y 2 no puede ser nunca 5.
Una persona puede ver los colores de otra forma, pero sería porque tiene los ojos afectados por alguna enfermedad. No ve la realidad tal como es.
Para una persona una comida puede estar sosa, y la misma comida para otra persona puede estar bien. No es que existan dos verdades, es que hay factores en las papilas gustativas que modifican nuestra percepción de la realidad.
Demostración: una persona le echa mucha sal a la comida, y dice que está bien. La otra la come igual pero dice que está salada. ¿Quién tiene razón? Que se hagan una analítica de sangre, y por el colesterol se verá quién estaba en la verdad absoluta y no en la opinión personal.
Muchas veces por soberbia y orgullo somos incapaces de aceptar la verdad, y nos quedamos defendiendo nuestra personal opinión.


Publicar un comentario en la entrada