9 de diciembre de 2014

Beato Bernardo María de Jesús Silvestrelli

==============
**************
==============
Beato Bernardo María de Jesús Silvestrelli, religioso presbítero

César Pedro Silvestrelli nace en un bello palacio gentilicio de Roma el 7 de noviembre de 1831. Está dotado de muchas cualidades naturales que pondrá al servicio de Dios en la Congregación Pasionista. En abril de 1856 emite la profesión religiosa e inicia su larga militancia en la congregación pasionista. Dan frutos su cultura y santidad como profesor, director de estudiantes de teología y maestro de novicios. Por su capacidad de gobierno es elegido superior y consultor provincial y por 25 años llevará la carga de superior general. Por humildad trata de rechazar, de retirarse; a cada reelección se declara incapaz de gobernar la congregación; pero los co-hermanos ven en él un perfecto superior, exigente y paternal, unido a las sanas tradiciones y abierto a nuevas instancias enseñando más con el ejemplo que con palabras y lo reeligen siempre en el primer escrutinio. En 1893, para evitar la reelección, no participa en el capítulo general; pero mientras se da a la fuga, se le aparece San Gabriel de la Dolorosa quien le ordena regresar al capítulo. El P. Bernardo no pudiendo huir de la voluntad de Dios, regresa y se entrega por completo con infatigable empeño.

Es estimado de los Papas por su santidad y por sus dotes humanas. León XIII lo llama «hombre santísimo»; Pío X dice a los Pasionistas: «Ustedes tienen un santo como superior general». Muchos, pero inútiles, son los intentos por hacerlo cardenal. Los últimos años los pasa en continua oración y soledad. Frecuentemente cambia de convento para huir de continuas visitas que lo distraen del recogimiento. Muere el 9 de diciembre de 1911 en Moricone (Roma), como fue previsto por él mismo, por una caída mientras subía una escalera corta pero empinada. Juan Pablo II lo declara beato el 16 de octubre de 1988.



Publicar un comentario en la entrada