2 de septiembre de 2014

¿Cómo hemos podido vivir tantos siglos sin vosotros?

No se como hemos podido vivir tantos siglos sin vosotros. El culto al cuerpo está de moda. Todo se aprovecha. Los dientes no sirven para masticar sirven para sonreír y estar guapos, sin ellos la la comida es lo de menos, lo importante es la fachada de la persona.

Ahora bien, gracias a Dios, a mi no me engañáis.

Si observo este horrible folleto publicitario que amablemente han puesto hoy en mi buzón, se puede ver a dos personas adultas haciendo el bobo. Y es que esto de los dientes ya no es lo que era. Ahora aparte de los dentistas de toda la vida existen otros dentistas, ahora la antaño profesión de odontólogo se ha convertido en un negocio usando la estrategia de marketing de otro tipo de hienas sin piedad, los bancos, y la prueba la tienen en el folletito este. Aquí en esta empresa, tienen "tarifa plana" como mi compañía de televisión por cable.

¡Javi Javi, que como un día necesites ponerte un diente o más, a lo mejor sales a buscarlos!¿A este tipo de empresas que usan este tipo de estrategias puramente comerciales para simplemente hacer negocio a costa de las bocas de la gente? ¡NO!

Esto es como todo. Lo que a mi me gusta en un médico es su profesionalidad pero ante todo su humanidad. ¿Y donde está la humanidad en este folleto? Yo sólo veo un gancho publicitario y una mentira. La mentira es hacer creer a la gente que la vida prácticamente depende de que tengas los dientes bien puestecitos y blanquitos, pero no para comer, no. ¡Para sonreir!. Y la sonrisa no como expresión de felicidad, no. La sonrisa como vacileo, de mira que guapo o guapa soy, y que joven soy, en un simple culto al cuerpo y expresión de vanidad.

¿Cómo hemos podido vivir tanto tiempo sin vosotros?

Publicar un comentario