¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

6 de julio de 2014

PAPA FRANCISCO EXPLICA SOBRE LA CONFESIÓN

«También el Papa se confiesa cada quince días, porque incluso el Papa es un pecador. Y el confesor escucha las cosas que yo le digo, me aconseja y me perdona, porque todos tenemos necesidad de este perdón.»

El perdón de los pecados. El Papa Francisco habló de ello el 20 de Noviembre de 2013 en la Plaza de San Pedro de Roma en la Audiencia General.

Los pecados se perdonan con el Bautismo. Pero el Bautismo es un Sacramento que sólo se recibe una vez, y si el que se bautiza es un niño, al ir teniendo uso de razón cometerá pecados, porque todos somos pecadores, según dicen las Sagradas Escrituras.

Para que nuestros pecados sean perdonados es preciso pedir perdón a Dios. El Papa Francisco afirma que Dios siempre nos escucha, y siempre perdona a todo el que se arrepiente de sus pecados

«Dios perdona a todo hombre en su soberana misericordia, pero Él mismo quiso que quienes pertenecen a Cristo y a la Iglesia reciban el perdón mediante los ministros de la comunidad.»

«Cierto, Dios perdona a todo pecador arrepentido, personalmente, pero el cristiano está vinculado a Cristo, y Cristo está unido a la Iglesia»

La confesión directa con Dios. Según el Papa Francisco, Dios escucha a todo aquel que verdaderamente arrepentido le confiesa sus pecados, pero Dios ha querido establecer el perdón de los pecados utilizando como medio, a la Iglesia. Esto es, el Sacramento de la Reconciliación (o confesión). Hay católicos que dicen que se confiesan directamente a Dios, sin embargo como bien dice el Papa Francisco, Dios quiere que otro hermano tuyo, en este caso un hermano sacerdote, te de el perdón de parte de Dios.

«A veces sucede que escuchamos a alguien que afirma que se confiesa directamente con Dios... Sí, como decía antes, Dios te escucha siempre, pero en el sacramento de la Reconciliación manda a un hermano a traerte el perdón, la seguridad del perdón, en nombre de la Iglesia. »


Texto completo del Papa con video
http://w2.vatican.va/content/francesco/es/audiences/2013/documents/papa-francesco_20131120_udienza-generale.html 


En la audiencia general del 19 de Febrero de 2014 dijo varias cosas más sobre la confesión, de la que rescato algunos párrafos.

RAZONES DE PORQUÉ NO BASTA PEDIR PERDÓN SÓLO INTERIORMENTE
«es la comunidad cristiana el lugar donde se hace presente el Espíritu, quien renueva los corazones en el amor de Dios y hace de todos los hermanos una cosa sola, en Cristo Jesús. He aquí, entonces, por qué no basta pedir perdón al Señor en la propia mente y en el propio corazón, sino que es necesario confesar humilde y confiadamente los propios pecados al ministro de la Iglesia»

BENEFICIOS DE TENER VERGÜENZA DE CONFESAR TUS PECADOS
«Uno puede decir: yo me confieso sólo con Dios. Sí, tú puedes decir a Dios «perdóname», y decir tus pecados, pero nuestros pecados son también contra los hermanos, contra la Iglesia. Por ello es necesario pedir perdón a la Iglesia, a los hermanos, en la persona del sacerdote. «Pero padre, yo me avergüenzo...». Incluso la vergüenza es buena, es salud tener un poco de vergüenza, porque avergonzarse es saludable. Cuando una persona no tiene vergüenza, en mi país decimos que es un «sinvergüenza». Pero incluso la vergüenza hace bien, porque nos hace humildes, y el sacerdote recibe con amor y con ternura esta confesión, y en nombre de Dios perdona.

 BENEFICIOS HUMANOS DE LA CONFESIÓN
También desde el punto de vista humano, para desahogarse, es bueno hablar con el hermano y decir al sacerdote estas cosas, que tanto pesan a mi corazón. Y uno siente que se desahoga ante Dios, con la Iglesia, con el hermano. No tener miedo de la Confesión. Uno, cuando está en la fila para confesarse, siente todas estas cosas, incluso la vergüenza, pero después, cuando termina la Confesión sale libre, grande, hermoso, perdonado, blanco, feliz. ¡Esto es lo hermoso de la Confesión!»  

INVITACIÓN A CONFESARSE
¿cuándo fue la última vez que te confesaste? Cada uno piense en ello... ¿Son dos días, dos semanas, dos años, veinte años, cuarenta años? Cada uno haga cuentas, pero cada uno se pregunte: ¿cuándo fue la última vez que me confesé? Y si pasó mucho tiempo, no perder un día más, ve, que el sacerdote será bueno. Jesús está allí, y Jesús es más bueno que los sacerdotes, Jesús te recibe, te recibe con mucho amor. Sé valiente y ve a la Confesión. 


Texto completo
http://w2.vatican.va/content/francesco/es/audiences/2014/documents/papa-francesco_20140219_udienza-generale.html








http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2014/march/documents/papa-francesco_20140328_corso-penitenzieria-apostolica.html
Publicar un comentario