5 de junio de 2014

Respuestas a Cayo Lara sobre el tema del Referendum que quiere (Junio 2014)

El señor Cayo Lara, coordinador de IU ha dicho en el programa "Las mañanas de Cuatro" y según recoge la página de su partido político, que "la democracia se está violando", con relación a no celebrarse un referendum para decidir entre Monarquía o República.

Los argumentos del señor Lara son que "hay una cantidad importante de gente que quiere decidir".

A esto, me gustaría decir al señor Lara y a todos los que piensen así, de que su planteamiento es erróneo y que dudo mucho que sea democrático y de acuerdo a nuestras leyes. España es una democracia "parlamentaria". Las cosas no se deciden en las calles, sino que la soberanía reside en el pueblo español representado en las Cortes generales, aunque últimamente hay movimientos anti democráticos que están tratando de anular esto, y hacer creer que la soberanía está en las calles donde se manifiesta la gente. De este modo, coincido con las declaraciones de ayer del presidente del gobierno, cuando dijo que "pedir se puede pedir lo que se quiera, pero sin saltarse la ley".

Si no le gusta la Monarquía al Señor Lara de Izquierda Unida, lo que tiene que hacer es, primero convencer al pueblo de que le voten mayoritariamente, cosa que de momento está muy lejos. La legitimidad política, insisto, no está en la calle ni detrás de una pancarta, sino en los votos, e Izquierda Unida, hoy por hoy no los tiene, y no parece que los vaya a tener.

Otra de las cosas erróneas que va diciendo, es su planteamiento de que España no es un país plenamente democrático por tener Monarquía en vez de República. Su argumento es que al Rey no lo eligen los ciudadanos. Tal vez se olvida el señor Lara, que los ciudadanos ya eligieron al Rey en 1978, cuando se votó la Constitución española y mayoritariamente la apoyaron. Por lo tanto, es totalmente democrática la monarquía. Pero claro, es fácil confundir a la gente joven con estos argumentos, sobre todo si no se conoce muy bien la historia de España.

La Constitución de 1978 fue y es un marco para la convivencia en paz de todos los españoles que fue aceptado por casi todos en España, incluidos los comunistas. Lo triste es que ahora, algunos quieran romper este consenso, poniendo en peligro así lo que entonces se construyó, es decir, la convivencia en la pluralidad que representan los partidos políticos.
Publicar un comentario