8 de junio de 2014

El Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo

El Espíritu Santo es Dios. ¿Pero Dios no es uno? Si, es uno, pero en tres personas. Padre-Hijo-Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es fundamental en la historia actual. Jesús mismo, nos lo anunció cuando hizo la promesa primero a sus Apóstoles, de que a no muchos días después de ascender al cielo, enviaría el Espíritu Santo, llamado también por Jesús, el defensor. "Os conviene que yo me vaya" -dijo Jesús-, esto era para que pudiera venir el Espíritu Santo. Jesús dijo poco antes de subir al cielo que estaría con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. ¿Pero dónde está? No le vemos. Es que Jesucristo hombre y Dios verdadero está en el cielo, resucitado. Pero está presente de una forma totalmente real y personal en el Espíritu Santo que viene a vivir dentro de cada una de las personas que creen en Jesús.
Publicar un comentario en la entrada