23 de abril de 2014

Tele-evangelistas en Intereconomía: Joyce Meyer

La confusión es un espíritu que nada tiene que ver con Dios, porque Dios no es confusión, sino todo lo contrario, es decir, orden.

Quiero alertar desde aquí a todos los católicos que vean el canal de televisión Intereconomía, que aunque es un canal prácticamente extinguido, y que dejó de emitir en abierto a principios de este año, aún se puede seguir, por ejemplo en Málaga, a través de PTV Telecom.

Me quedé asombrado esta mañana, cuando al hacer un barrido de canales, encuentro a una tele-evangelista norteamericana que comenzó en una iglesia carismática evangélica, es decir una división más del protestantismo surgida en el siglo XX. Estoy hablando de Joyce Meyer, a la cual conocía porque aunque alguna vez la oí predicar a principios de la década pasada.

Según la página católica Catholic.net, Joyce Meyer pertenecería a una de esas otras agrupaciones surgidas del pentecostalismo protestante que predican el llamado "evangelio de la prosperidad". Esta predicadora se inició en televisión con su propio "ministerio" en 1985, y probablemente sus mensajes y su carisma (los cuales no todos vienen de Dios), habrá infiltrado ya en muchos evangélicos protestantes tradicionales, pero lo que realmente me importa es alertar a los católicos, porque Intereconomía TV, jugando a la confusión, está programando a esta predicadora anti-católica en una parrilla de programación que dice lo siguiente:


Un católico que no sepa de que va esto, podría sentirse atraido o tentado de "entretenerse" viendo el programa de Joyce Meyer. Pues bien, en mi opinión, están advertidos de que hacerlo puede acabar confundiendo su fe y sus creencias. Cada comida se hace con unos ingredientes, y una gota de veneno en un vaso de leche, te puede matar. Con todos los recursos católicos que tenemos, los libros, los santos, el Papa Francisco, etc, no necesitamos estas confusiones. Alejaos de ellas.


Publicar un comentario