9 de abril de 2014

ECUMENISMO EN LA DIÓCESIS DE MÁLAGA Vs ¿PERSECUCIÓN A LOS COFRADES?

NOTA ACLARATORIA: ante todo quede clara nuestra fidelidad al Obispo de Málaga y al Magisterio de la Iglesia Católica. Esto es sólo una opinión-reflexión personal hecha pública.


Atendiendo a una cordial invitación de Don Jesús Catalá Ibáñez, Obispo de Málaga, el pasado jueves 27 de marzo, representantes de varias Iglesias Cristianas se reunieron en la Casa de Espiritualidad de Málaga para comer juntos y estrechar los vínculos de amistad que ya nos unen en esta Diócesis.

Contrasta esta información con la sensación que tengo de que mientras se tratan de estrechar vínculos de amistad con personas que pertenecen a otras confesiones, se crean conflictos innecesarios con personas que profesan la fe católica y apostólica, y que gracias a ellas, el catolicismo es preservado y defendido. ¿No es una contradicción que mientras el presbítero Rafael Pérez Pallarés escribiera recientemente que el ser cofrade "es un carisma eclesial que ha dado muchísimo fruto" (DiócesisMálaga nº862), se esté contrariando constantemente a las cofradías de Málaga, tratando de "recortar" de ejercer su carisma en la libertad de los hijos de Dios, sin hacer daño a nadie.?
Esa es la sensación que tengo, después de algún tiempo comprobando como mientras se estrechan lazos con los no católicos, con algunos católicos se tensan las relaciones. ¿No es eso una incoherencia? ¿Y porqué digo que se tensan las relaciones con algunos católicos? Porque a los hechos me remito, no se deja en paz últimamente a las cofradías de Málaga. Por ejemplo esta noticia aparecida ayer en el diario Sur edición digital:



Y además el tratamiento informativo por parte de la Diócesis en la vida de las cofradías, carisma eclesial que ha dado muchísimo fruto es prácticamente inexistente, y como de lo que hay en el corazón habla la boca, pues es una evidencia que las cofradías de Málaga no parecen estar mucho en el corazón de algunos en nuestra Diócesis, empezando por el sr. Obispo, por el cual ruego a Dios. Diera la impresión como que no interesa mostrar lo que hacen las cofradías, ese carisma eclesial que según el presbítero Pérez Pallarés, "ha dado muchísimo fruto", y además explica la razón. "Porque las hermandades y cofradías miran al mundo, y hablan el lenguaje del pueblo. Porque son un caudal de espiritualidad. Pero un caudal vinculado estrechamente con el Evangelio."(DiócesisMálaga nº862)
A los hechos me remito. No especulo. 

El Obispado entiende desproporcionado que un traslado de imágenes a sus casas hermandades o al lugar donde están sus tronos, se convierta en "otra procesión". La pregunta que me hago hoy es: ¿Porqué? ¿Porqué este malestar en que haya otra procesión? ¿Que atrae la procesión? ¿Gente? Entonces pregunto: ¿Que problema hay para que venga gente a estar en contacto con "este carisma eclesial que ha dado mucho fruto?






Publicar un comentario en la entrada