12 de febrero de 2014

Solicita que nuestros pastores reprueben a la “monja” Teresa Forcades, que dará una conferencia en el obispado de Lérida

Solicita que nuestros pastores reprueben a la “monja” Teresa Forcades, que dará una conferencia en el obispado de Lérida
En la HOJA DOMINICAL y en la web del Obispado de Lérida, se anuncia que la monja benedictina Teresa Forcades, impartirá una conferencia en el IREL (Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Lérida, adscrito al obispado de la ciudad), este próximo miércoles.
Esta monja benedictina de “clausura” se ha convertido en una auténtica piedra de escándalo para la Iglesia, con sus constantes y públicos posicionamientos contrarios a la Doctrina de la Iglesia en multitud de temas, como son el aborto, del que es firme defensora, o el mal llamado  “matrimonio” entre homosexuales.
Sus posicionamientos en contra de la Doctrina de la Iglesia son constantes y reiterativos, sin atender a las llamadas al orden de sus superiores y aun mintiendo y embaucando públicamente a las más altas jerarquías de la Iglesia, como hiciera hace medio año, al asegurar que había pedido permiso al cardenal Sistach para participar públicamente en el proyecto político nacionalista y separatista denominado «Procés Constituent», lo cual fue categóricamente desmentido desde el arzobispado de Barcelona.  
Por todo ello, multitud de entidades y de católicos hemos solicitado en el pasado que cuanto menos, se obligara a esta monja a rectificar públicamente, con la difícil esperanza de que cambiase de actitud, algo que desde luego, no ha sucedido. En consecuencia, te invitamos a firmar la carta que remitiremos al obispo de Lérida (con copia a altas instancias eclesiales), solicitando que impida a la cismática monja, impartir sus errores desde un organismo eclesial de ese obispado.

Carta a firmar
A sus eminencias Agustín Cortés, Rvdmo. obispo de Sant Felíu y Juan Piris Frígola, Rvdmo. Sr. Obispo de Lérida
Con copia a 
Rvdmo. Sr. Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe
Rvdmo. Sr. Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada 
Rvdmo. Sr. Nuncio Apostólico en España

Eminencias:
El pasado mes de agosto de 2013, el cardenal, S.E.R Juan Luis Ciprianidesautorizó la presencia en la archidiócesis de Lima, de la monja benedictina Teresa Forcades, perteneciente a la diócesis de Sant Felíu, Por defender públicamente, posiciones contrarias a la Doctrina de la Iglesia. Por ello no entendemos como a una persona que en contra de lo que enseña su obispo y la Iglesia, defiende posiciones contrarias a la Doctrina Católica y al Orden Natural (como es el caso del aborto), se le permite y aun invita a dar conferencias en un organismo religioso, dependiente del obispado de Lérida.
Entendemos que en base a los siguientes artículos de Derecho Canónigo:
381.1. Al Obispo diocesano compete en la diócesis que se le ha confiado toda la potestad ordinaria, propia e inmediata que se requiere para el ejercicio de su función pastoral, exceptuadas aquellas causas que por el derecho o por decreto del Sumo Pontífice se reserven a la autoridad suprema o a otra autoridad eclesiástica.
391. 1. Corresponde al Obispo diocesano gobernar la Iglesia particular que le está encomendada con potestad legislativa, ejecutiva y judicial, a tenor del derecho.
756. 1. Respecto a la Iglesia universal, la función de anunciar el Evangelio ha sido encomendada principalmente al Romano Pontífice y al Colegio Episcopal.
2. En relación con la Iglesia particular que le ha sido confiada, ejerce esa función cada Obispo, el cual ciertamente es en ella el moderador de todo el ministerio de la palabra; a veces, sin embargo, algunos Obispos ejercen conjuntamente esa función para varias Iglesias, según la norma del derecho.
678.1. Los religiosos están sujetos a la potestad de los Obispos, a quienes han de seguir con piadosa sumisión y respeto, en aquello que se refiere a la cura de almas, al ejercicio público del culto divino y a otras obras de apostolado.
En consecuencia, humildemente consideramos que nuestros pastores deberían de impedir que esta monja benedictina, siga predicando en contra del magisterio de la Iglesia, pues como se expone en la Lumen Gentium: “…los sagrados Pastores… tienen la facultad, más aún, a veces el deber, de exponer su parecer acerca de los asuntos concernientes al bien de la Iglesia”.


Publicar un comentario en la entrada