15 de diciembre de 2013

ADVIENTO, venida de Cristo.

Jesús viene, pero no para nacer. Jesús ya nació. La venida que esperamos es la 2ª. Esa era la esperanza verdadera de la Iglesia primitiva.

Cuando llegue el Tiempo litúrgico de Navidad, lo que se hace es celebrar el nacimiento que ya ocurrió hace 2013 años. Es inútil aprovechar este tiempo de Navidad que viene para ser más buenos y tener mejores sentimientos. Lo que hay que hacer es tenerlos todo el año.

No sean generosos conmigo en Navidad sólo porque sea Navidad, sean generosos todo el año.

No se acuerden de mi en Navidad, sino el resto del año, sean coherentes.

No finjan ser buenos cristianos porque sea Navidad, sean buenos cristianos todo el año.

No deseen feliz Navidad si no lo sienten, no sean hipócritas.

Más vale un felices fiestas de corazón que un feliz Navidad hipócrita.

La navidad del corte inglés no es Navidad, es consumismo, lujo y pecados varios. La navidad del Corte inglés apesta a hedor de alcantarillas e inmundicia.

No se calienten la cabeza con las reuniones familiares de compromiso, si no tienen el afecto suficiente, y su amor está frío, es vano que se reúnan a comer y beber.

Si Cristo no reina en vuestros corazones, reinará el vino. Eso no es Navidad.

En ciertas reuniones familiares habrá risas, pero también habrá vinos, que ayudan a esa risa. No es del corazón, sino producto del vino.

Si no creen en Jesús, ¿que celebran?

De la 2ª venida de Cristo no quieren ni oir de hablar, porque queréis seguir viviendo en vuestros pecados, aferrados a este mundo.

Las luces y los adornos sirven a los sencillos para acercarse más a Dios, y a los mundanos para aprovecharse de algo que no les pertenece y no quieren. Cristo.
Publicar un comentario