4 de octubre de 2013

Dios nos llama constantemente a la unidad

Las personas somos diferentes unas de otras, pero Dios nos llama constantemente a la unidad en una misma mentalidad. El verdadero creyente debe ser consciente que o trabaja diariamente para tener la mente de Cristo, o entonces la Iglesia, la Parroquia, el grupo, etc, se convierte en la torre de Babel, lo cual es contrario a la voluntad de Dios. En Cristo, no hay divisiones.
Publicar un comentario