¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

29 de octubre de 2013

Desechad la mentira

El mundo está lleno de malicia y engaños. Existe mucha hipocresía entre los seres humanos, envidias y otras cosas. Eso es el pecado. El pecado ofende a Dios, pero carcome el alma y tiene poder para destruir al hombre. El hombre, por el pecado vive como en un infierno aquí en la tierra, y eso es importante, pero más importante es que el alma muera en ese estado, pues entonces va a donde pertenece, y cosecha el fruto de lo que sembró. Cada hombre-mujer, tiene un Alma espiritual. El cuerpo se desgasta y va hacia la muerte, pero el Alma no muere sino que vivirá eternamente en función de su estado al morir la persona. A ese estado final se le llama "cielo o infierno", "Resurrección o condenación"

Rechazad, por tanto, toda malicia y todo engaño, hipocresías, envidias y toda clase de maledicencias. (1 Pedro 2,1)

¿Que solución existe entonces para el problema del pecado?

Sólo una. Acudir a Cristo. Su pasión y cruz, cubrió tus pecados y los míos, pero a condición de que quieras ser cubierto por El.

¿Que significa ser cubierto por El?

Que la sangre de Cristo tiene un valor redentor, es decir, si te acoges a Cristo, si crees en El, si aceptas que es verdaderamente el Hijo de Dios que vino a salvarte, serás salvado en el día final de tu vida. De hecho, ya es posible ser salvado sin necesidad de pasar por la muerte. Sólo es preciso que creas en Jesucristo y te agarres a El como única tabla de salvación.

Puedes comenzar ahora mismo si lo deseas, a liberarte y salvarte. Para ello, es preciso que tu voluntad se mueva en la dirección correcta.

Rechazad, por tanto, toda malicia y todo engaño, hipocresías, envidias y toda clase de maledicencias. (1 Pedro 2,1)

Si deseas más información acerca del asunto más importante de tu vida, escríbeme a
fjaviermv@lycos.com


El facsímil del Codex Vaticanus y Codex B (siglo IV) 
con la página de corte de los libros de los Reyes


Publicar un comentario