26 de octubre de 2013

¡AY DE TI, MEXICO, LA SANGRE DE LOS POBRES INOCENTES CLAMA!

Me ha parecido de una extrema gravedad conocer la noticia de que un hombre joven de 38 años ha fallecido en México a las puertas del hospital donde estuvo cinco días, porque "se negaron a atenderle por no tener dinero ni seguro médico". Eso es inhumano. ¿Cómo puede llegar el hombre a degradarse de esta forma? Dejar morir a una persona por no tener dinero. ¡Malditos! Recordad la parábola del pobre mendigo Lázaro y el rico. Igualmente les ocurrirá a los responsables de esta injusticia si no se arrepienten antes de morir. Mi oración a Dios para que tenga a este pobre hombre ya disfrutando del Paraíso.

http://www.abc.es/internacional/20131026/abci-mexicano-muere-estados-unidos-201310261759.html
Publicar un comentario en la entrada