¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

16 de octubre de 2013

ACATAR LA LEY DE DIOS EN ESPAÑA Y LEGISLAR SEGÚN LA DOCTRINA DE LA IGLESIA


No me cabe ninguna duda, que como creyente, una legislación en cualquier país, que ponga a Dios como centro y cuyas leyes no contradigan la doctrina de la Iglesia Católica, es el mejor modelo de país posible, es el progreso. Ojalá los políticos españoles fueran verdaderos patriotas, puesto que un político que basa sus ideas en opiniones e ideas contrarias a la verdad, a la Ley de Dios y a la doctrina de la Iglesia, no es bueno para España, ni para nadie.

Un ejemplo de esto lo tenemos en el periodo de la 2ª república en España, donde por primera vez en la historia de España, se rompe algo totalmente legítimo como la confesionalidad del Estado.(Art.3 de la constitución de 1931). Es decir, los ateos desligan a Dios del Estado, o lo que es lo mismo, a partir de este tipo de modelos políticos, las leyes dejan de mirar a la Ley de Dios y a la doctrina de la Iglesia, para legislar si es preciso, en contra de la verdad, llevando así a la Patria hacia el error, y del error a la ruina final, porque sabemos por medio de la Iglesia, que la verdad reside en Jesucristo, y que Dios es amor, justicia, misericordia... Por tanto, la España que encarna valores contrarios a Dios, se forma en torno a la mentira, el error, y las injusticias. De ahí, los desórdenes, asesinatos, huelgas constantes, y finalmente la guerra, que ocurrió entre 1936-1939, y de ahí la España convulsa de nuestros días.

Dentro de los ideales que dieron lugar en España, a la Ley de Principios del Movimiento Nacional de 1958 se encontraba el siguiente:

La Nación española considera como timbre de honor el acatamiento a la Ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, única verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional, que inspirará su legislación.

Es decir, que yo como Católico no puedo estar más de acuerdo con este ideal. Y no me considero fascista ni facha, porque estoy hablando de otra cosa. Ahora bien, si la bandera que representaba esta España, es la del águila de San Juan, debería decir que más me representa esa bandera que la actual, la cual por supuesto acato y juré defender un día.



El Concilio Vaticano II declaró en su DECLARACIÓN DIGNITATIS HUMANAE SOBRE LA LIBERTAD RELIGIOSA:

declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa. Esta libertad consiste en que todos los hombres han de estar inmunes de coacción, tanto por parte de individuos como de grupos sociales y de cualquier potestad humana, y esto de tal manera que, en materia religiosa, ni se obligue a nadie a obrar contra su conciencia, ni se le impida que actúe conforme a ella en privado y en público, sólo o asociado con otros, dentro de los límites debidos. 
http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651207_dignitatis-humanae_sp.html


Portada del Almanaque 1932 de la revista satírica La Traca publicado
nada más aprobarse la 
Constitución de 1931
en la que se declaraba el carácter 
laico del Estado
España por su constitución de 1978 se declara como un Estado aconfesional, retrocediendo así en el tiempo hasta 1931 en esta cuestión. Democráticamente, es decir, si tenemos en cuenta que la constitución española fue votada por la mayoría de los españoles, es legítimo que España sea aconfesional. Hay que aceptarlo desde las reglas del juego que existen hoy. Moralmente, desde el punto de vista de la fe y de la razón, no lo es, porque como he dicho antes, todo lo que no se ordena según la Ley de Dios, y la doctrina de la Iglesia, se acaba por convertir en desorden, caos, corrupción, luchas partidistas, etc. El hombre se envilece, hasta llegar a matarse unos a otros, como ocurrió en 1936. Ese es el fin último y el fruto seguro de la división y el enfrentamiento continuo, y de la injusticia, y de las leyes moralmente inaceptables.

Según la doctrina de la Iglesia no se puede imponer a nadie la religión. Eso es justo, y por eso Franco, como buen católico, acató en 1967 la declaración de libertad religiosa del Concilio Vaticano II. 

¿Significa esto que un Estado no puede ser confesional por que exista libertad religiosa?, es decir, que la verdadera religión, la católica sea eje de la vida de esa Nación. Entiendo que no. Que lo que significa es que nadie puede ser obligado a CREER EN DIOS CONTRA SU VOLUNTAD. Nada tiene que ver con el Estado confesional o aconfesional. De lo contrario, la izquierda como es mayormente atea, comunista o apóstata, no debería gobernar nunca, porque entonces me estarían imponiendo su "credo", el ateismo, la masonería, la apostasía...

España, nuestra Patria, está por encima de las ideologías, al igual que tenemos un Rey que no tiene nada que ver con los partidos políticos.

¿Quiere decir, que el hecho de que haya libertad religiosa y que porque haya personas que no crean en Dios, ideologías ateas, el Estado no puede declararse creyente y por tanto confesional y los poderes públicos actuar y legislar teniendo en cuenta la Ley de Dios y la doctrina de la Iglesia Católica? Entiendo que tampoco, pero las ideologías ateas quieren hacernos creer lo contrario, y tratando en su caso por todos los medios de "imponernos" (ellos sí) a los creyentes, sus adoctrinamientos contrarios a la verdad, y basados en el error que hace retroceder a los pueblos, esto es, doctrinas anticristianas.

Las ideologías de izquierda en España, no se han sentido tampoco cómodos con la constitución de 1978 a pesar de jurarla, porque a pesar de conseguir quitarle al Estado su sello católico que Franco y millones de españoles defendieron durante toda su vida, el objetivo final que persiguen, desean y anhelan es el de ir quitándole lo que ellos llaman falsamente "privilegios", y es que la constitución de 1978 por suerte para España, mantiene derechos que a ellos no les gustan, como el derecho a ser considerados iguales ante la Ley y no discriminados por razón religiosa, cosa que muchas veces se observa que no se cumple, porque la izquierda siempre trata de demonizar a los creyentes y a la Iglesia con declaraciones y proclamas de ideas anticristianas. 

Otro derecho en el que se sienten incómodos los partidos de izquierda en España, es que exista libertad religiosa y de culto (también para los católicos), y más de una vez se ha intentado vulnerar este derecho en España, sobre todo desde que gobernó Zapatero. Ejemplo: si por ellos fuera, se prohibirían las procesiones, por ejemplo. En los años 30, con sus ataques, quemas de conventos, Iglesias, asesinatos de religiosos, etc, instalaron el miedo en la población, algo típico en las dictaduras comunistas. Hoy, amparándose en la libertad de expresión, pueden llegar a blasfemar, despreciar y atacar verbalmente con total impunidad, pero otra cosa la tienen más difícil, aunque la izquierda atea, comunista y apóstata, siempre anhelará un "recorte" de libertades y de derechos para los católicos y la Iglesia, porque va en su genética anticristiana, y si pudieran reformar la constitución alguna vez...¡ay ay ay!

Otro derecho que no soporta la izquierda, es que a la Iglesia Católica se la nombre expresamente en el artículo 16.3, donde dice que el Estado no tiene religión oficial (como en 1931), pero añade algo que a ellos les molesta mucho, y es que hable del derecho a tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española (mayoritariamente católica), y que se coopere con la Iglesia Católica. En base a este derecho, la lucha de la izquierda atea y comunista es la de ir "trabajando" sin descanso para lograr que en España deje de ser mayoritaria la religión católica, promoviendo la apostasía de los católicos por medio de numerosas estrategias diabólicas. Por ejemplo, una de ellas, es la de llamar "derecho" al aborto, o negar que el aborto sea un asesinato, y lograr que muchos católicos apostaten de su fe y se sumen a los que atacan a la Iglesia. 

Otra estrategia diabólica sería, el llamar "derecho" a una mentira como es el "matrimonio" entre dos personas del mismo sexo, cuando la verdad es que nadie tiene derecho a llamar bueno a lo malo, o verdad a lo que es mentira. Pero debo reconocer que las tinieblas son sagaces y capaces de engañar muy bien, y por eso, ellos avanzan a veces, pero el triunfo es sólo temporal, al final el bien y los partidarios de Cristo-Rey son los que triunfan, como se vio entre 1936-1975. Desgraciadamente cuando la cosa llega a un límite, el precio a pagar suele ser muy alto. Es la consecuencia del pecado y de los errores de los hombres.

El art.27.3 de la constitución declara como derecho el poder educar a los hijos según las convicciones religiosas de cada uno. Pero este es otro artículo que la izquierda atea y comunista gusta sólo si esa convicción religiosa de los padres no es católica. No tienen problema con musulmanes, brujos, budistas, protestantes, etc. Esto es debido a que la Iglesia Católica es la verdadera Iglesia que Cristo fundó, y que ellos odian a la Iglesia Católica, como se demostró primero en la 2ª república, luego durante la guerra civil, y ahora desde la constitución de 1978. Y de está en sus genes luchar por aniquilar de una forma u otra a todo lo relacionado a la Iglesia en España. Lo intentaron por medio del asesinato de católicos en los años 30, y ahora por medio de otras tácticas como ya he dicho antes. Hacer apóstatas, es su objetivo. Vaciar la Iglesia, para que "caiga sola", y legislar todo lo que puedan en su contra, cuando tengan oportunidad.

Y España está hoy como está, por no acatar la Ley de Dios desde sus poderes públicos, y por no legislar según la doctrina de la Iglesia. Esa es mi verdad, que creo que se acercaría bastante a la verdad.


Publicar un comentario