20 de septiembre de 2013

LA PATRIA ESPAÑOLA y su BANDERA

Hoy les hablare de la bandera de mi Patria, que es España.


Esta es la bandera que representa a los españoles, porque así lo dice la Constitución de 1978, norma fundamental del Estado. El escudo que tiene, fue aprobado y está en una Ley de 1981, bajo el gobierno de UCD presidido por Leopoldo Calvo Sotelo, que un año más tarde perder, substituyendo al águila de San Juan (no el aguilucho ni el pollo como muchos sinvergüenzas y maleducados dicen) que estuvo vigente en España desde 1939 a 1981.

De hecho, la monarquía del Rey Juan Carlos comienza bajo esta bandera, y la constitución de 1978 la lleva impresa también. Las primeras elecciones del nuevo régimen lo fueron bajo esta bandera, y las segundas también.

Según la Ley 39/1981, de 28 de octubre La bandera de España simboliza la nación; es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria y representa los valores superiores expresados en la Constitución. La bandera de España, de acuerdo con lo preceptuado en el artículo cuarto de la Constitución española, está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.

En mi opinión razonada, el uso de la bandera de la república es una provocación constante. Un agitar fantasmas, un recordar constantemente los crímenes y los muertos de la república. No todo vale al amparo de la palabra "democracia". Bajo esa bandera se asesinaron a sacerdotes y monjas, se quemaron iglesias y conventos, se persiguió a la Iglesia en España. Bajo esa bandera se asesinó al lider de la oposición, D. José Calvo Sotelo, un diputado molesto para la izquierda, que protagonizó acalorados debates en las Cortes generales.
En la madrugada del 13 de julio de 1936 un grupo de guardias de asalto y de militantes socialistas le secuestró en su domicilio -simulando una detención- y le asesinó. 

La bandera utilizada en España desde 1931 a 1939 no es legal HOY, y no representa MÁS a España ni a los españoles, puesto que representa un sistema político fallido que empezó mal, y acabó peor. Es decir, la bandera republicana no es legítima.

Esta bandera representa también al bando perdedor de la guerra civil española, una guerra que para muchos españoles de entonces y de ahora, no fue deseada, pero fue provocada por una serie de razones.

 De modo que la bandera de la 2ª república no representa a España, sino al bando perdedor de la guerra civil, conviene recordarlo.

El problema es que algunos españoles, sobre todo de izquierdas, la usan, la sacan a manifestaciones, la sienten suya, y la enarbolan reivindicando otra vez que ocurra lo mismo que en 1931, es decir, que haya en España otra república (la III), y que caiga la monarquía y la constitución de 1978.

Una de las claves de la Transición fue el que los partidos de izquierda, especialmente los comunistas, aceptaran la bandera española, la que dice la Constitución de 1978. Por eso también fue legalizado el Partido comunista en 1977 antes de las primeras elecciones. Santiago Carrillo, lider del PCE, afirmó entonces que aceptaban la monarquía y la bandera, aunque no renunciaban a la bandera roja de su partido (la de la hoz y el martillo). Con esa premisa fueron aceptados en el "sistema", pero hoy en día se han olvidado ya de aquel espíritu de la Transición, que propició la reconciliación, o han demostrado que sus intenciones no eran honestas. Vuelven a agitarse las banderas en España, banderas que deberían haberse guardado en el baúl de los recuerdos para siempre, porque crean tensiones que no conducen más que al odio y destruye la convivencia entre los españoles. La prueba es el clima de tensión que vivimos permanentemente. El como, sobre todo desde el nefasto Jose Luis Rodríguez Zapatero, se procura que España viva sumida en el enfrentamiento y el debate continuo, hablando de la guerra civil, demostrando que el odio a Franco y el resentimiento hacia una guerra perdida no se han apagado, sobre todo porque algunos se han dedicado estos últimos años a volver a echar leña sobre rescoldos encendidos de un fuego que se creía apagado, pero que no lo estaba.

Nos encontramos ante otro momento crucial de la historia de España. La constitución es la norma que se creó para permitir la convivencia, y si esa convivencia se rompe, y hay quien quiere romper la constitución, nos encontramos ante un problema gravísimo. Podemos mirar para otro lado y esperar, o que cada uno asuma su responsabilidad y actuar, defendiendo a una España que ha perdido la fe en Dios y la fe en ser una gran Nación.

España es una Nación que vivió en el siglo XX, como se substituyó una forma de Estado por otra, "obligando" al Rey Alfonso XIII a marcharse de España para evitar que su pueblo se enfrentara en una guerra civil. Esto sucedió en 1931. Se proclamó la República, después de que las elecciones municipales celebrada el 12 de Abril de 1931, diera la victoria a partidos contrarios a la monarquía. Niceto Alcalá Zamora, al frente de un comité revolucionario, da un ultimátum al Rey para que se marche de España:

Alcalá-Zamora exige que el rey salga del país "antes de que se ponga el sol". Y le advierte: "Si antes del anochecer no se ha proclamado la república, la violencia del pueblo puede provocar la catástrofe"
Publicar un comentario