11 de agosto de 2013

Madonna, una cantante blasfema

Madonna en 2013
La conocí cuando era adolescente. Compré alguno de sus discos, pero luego dejó de gustarme, cuando comprobé que todo su objetivo era enfocar a los adolescentes hacia el sexo totalmente fuera del orden natural y de Dios. A tanto llegó esta mujer, que cuentan en un sitio de internet que Juan Pablo II pidió expresamente en 1993 a los cristianos que no asistieran a un concierto que iba a celebrar. Hablar de esta cantante resulta embarazoso para un cristiano como yo, puesto que todo en ella es escándalo y usos de los símbolos cristianos como la cruz, la corona de espinas, la virgen y otros, para blasfemar de ellos en sus conciertos, en sus vídeos, etc. En los últimos años, lejos de arrepentirse y cambiar, ha ido a más, aunque claro, el tiempo pasa, y pronto se tendrá que enfrentar como todos al juicio de su vida. Entonces se abrirán los libros, y deberá dar cuenta de todos los escándalos y blasfemias que ha provocado.

En esto consiste la conversión, cambiar de vida y de actitudes. Reconozco que una vez me gustó, y me seguiría gustando porque el mal se presenta al hombre como algo bueno y agradable (aunque luego provoque los efectos contrarios, claro está). Es hora de que tu analices también que hay en tu vida que ahora mismo debas cambiar para ser mejor y cumplir así la voluntad de Dios y convertirte en verdadero ser humano, libre. Y no en esclavo de nadie.
Publicar un comentario