10 de agosto de 2013

La obediencia y la edad

Obediencia es algo que no a todos les resulta fácil cumplir. Una de las razones por las que considero que la obediencia no se cumple a veces es porque la persona tiene tendencia a la soberbia, a creer que su opinión vale más, o que tiene más sabiduría que el otro y por lo tanto no obedecer sale sólo como rasgo de la persona. He visto a lo largo de mi vida, que la edad hace sentirse a veces a unos superiores a los otros. Por ejemplo, los mayores sobre los jóvenes. Es cierto que un joven debe tener obediencia al profesor, a los padres, etc, pero a veces el joven puede ser abusado psicológicamente por parte de los mayores con el único argumento que las canas y el año de nacimiento dan como una especie de derechos adquiridos. Esto para mi es irracional.

La obediencia debe ocurrir cuando existe alguien que manda, o cuando existe una ley que cumplir o una norma. Pero que fácil es desobedecer. Puede darse el caso que el que manda sea más joven que el que debe obedecer. Entonces el mayor sufre la tendencia a querer influir en las decisiones del que manda. Esto no es suposición, creo que es así, porque yo lo he vivido y así lo he percibido y experimentado, por tanto debo suponer que debe haber más casos.

De hecho parece yo percibo que la palabra "mandar" se hace incómoda a muchos cuando hay que obedecer. ¿Quien está dispuesto a obedecer al que le manda? Cuando hablo de obedecer, no estoy diciendo obedecer porque no tienes más remedio, como el caso de un trabajador que o hace lo que dice el jefe o pierde el puesto, sino obedecer de buena gana, con humildad.
Publicar un comentario en la entrada