16 de agosto de 2013

Elvis Presley 36 años después

Hoy se cumplen 36 años de la muerte de Elvis Presley. Os mostraré una faceta menos conocida de un artista dotado de un increíble talento de parte de Dios. Elvis aprovechó los talentos recibidos para hacer felices a muchas personas, fue una persona generosa y desprendida, creyente y pecador. A lo largo de su carrera, grabó también música dedicada a Dios, hablar del Evangelio y dar gloria a Jesucristo. No se avergonzó de cantarle a Dios en el escenario en mitad de un concierto de rock. Como hombre sujeto a enormes tentaciones provenientes de un entorno difícil de manejar, y enfermo en sus últimos años. Murió joven, pero nunca negó a Jesucristo. No le negó por ejemplo, en la siguiente canción de 1957, en la cima de la fama, donde una persona puede olvidarse fácilmente de Dios al tener todo lo material que puede desear. Sin embargo, el no lo hizo, y graba esta canción llamada YO CREO. I Believe. Las fotos hablan para los que no entiendan la letra.


Publicar un comentario en la entrada