¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

21 de julio de 2013

Sólo una cosa es necesaria. ¿Has escogido tu la mejor parte?

Lc 10,38-42: Marta lo recibió en su casa. María ha escogido la parte mejor.
En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Ésta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo:

-«Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano.»

Pero el Señor le contestó:

-«Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán.»

COMENTARIO:

En este Evangelio, el evangelista San Lucas nos narra un hecho que ocurrió en una aldea donde vivía una mujer llamada Marta. Dice que Marta recibió en su casa a Jesús. Probablemente abrumada por la ilustre visita, Marta se apresta a servir a Jesús, hasta el punto de que esto le provoca un gran estrés y nerviosismo que la desborda. Marta piensa que hay muchas cosas por hacer, y que mientras ella se afana en hacerlas, su hermana, llamada María no mueve un sólo dedo, sino que se queda allí sentada con Jesús ("a los pies del Señor"), porque lo que dice Jesús es muy interesante, y María se ha percatado de ello, y no está por la labor de desaprovechar la oportunidad de estar con Jesús, escuchándolo. Marta está tan inquieta y nerviosa que no se da cuenta de que está perdiendo una oportunidad de oro de escuchar y aprender de Jesús. 

De este hecho, podemos sacar la conclusión de que a Dios le gusta que se sienten con El a escuchar su Palabra. Que para Dios esto es necesario y el estar inquieto y nervioso dejando que las actividades te desborden no entra dentro del plan de Dios para tu vida. Hay que tener tranquilidad, hay que buscar a Dios primero, y así podremos funcionar mejor. Realmente dice en el contexto del momento, que "sólo una cosa es necesaria", y yo no le quitaría valor a esa frase. Los que van por la vida sin pararse a mirar a Dios, tienen un problema, aunque no lo ven. Lo sufren, pero no saben el motivo. Algunos buscarán soluciones humanas, pero nunca terminarán de encontrar hasta que no se sienten a escuchar a Jesús.

Esto me recuerda aquello de "Buscad el Reino de Dios y su Justicia y el resto de las cosas se os darán por añadidura". ¿Significa eso que no tenemos otra cosa que hacer en la vida que estar escuchando la Palabra de Dios y rezando? No. Pero desde luego, ¿de que le vale al hombre ganar el mundo entero si pierde su Alma? ¿De que sirve hacer mucho, si lo necesario no lo tienes? Dirás: "tengo mucho, soy una máquina", pero realmente sin el sosiego y estar en Dios, seríamos unos desdichados.
Publicar un comentario