25 de julio de 2013

Santiago Apostol: decapitado por hablar de Jesucristo

Hch 4,33; 5,12.27-33; 12.2: El rey Herodes hizo pasar a cuchillo a Santiago.
En aquellos días, los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor y hacían muchos signos y prodigios en medio del pueblo. Los condujeron a presencia del Sanedrín y el sumo sacerdote los interrogó:

-«¿No os hablamos prohibido formalmente enseñar en nombre de ése? En cambio, habéis llenado Jerusalén con vuestra enseñanza y queréis hacernos responsables de la sangre de ese hombre.»

Pedro y los apóstoles replicaron:

-«Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matasteis, colgándolo de un madero. La diestra de Dios lo exaltó, haciéndolo jefe y salvador, para otorgarle a Israel la conversión con el perdón de los pecados. Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que Dios da a los que le obedecen.»

Esta respuesta los exasperó, y decidieron acabar con ellos. Más tarde, el rey Herodes hizo pasar a cuchillo a Santiago, hermano de Juan.

COMENTARIO:

Santiago, uno de los doce Apóstoles elegidos por Jesús. Fue el primero de los Doce en morir mártir. Su muerte es narrada por San Lucas en el libro de los Hechos de los Apóstoles (Hch 12, 1-2). El rey Herodes decidió acabar con los Apóstoles, especialmente con los principales, entre los que se encontraban Pedro y Santiago. A Santiago le cortó el cuello para complacer a los malvados judios que como Herodes buscaban con esto, impedir que siguieran PREDICANDO A JESUCRISTO, porque Jerusalén ya había sido evangelizada en gran parte, y veían que la fuerza de la Iglesia era imparable. Este rey pensó erróneamente que al matar a Santiago, harían desaparecer a la Iglesia, pero el que desapareció poco después fue el, tal y como narra el libro de los Hechos de los Apóstoles, muerto en unas extrañas circunstancias "cubierto de gusanos".

Según la Tradición, Santiago fue el encargado de sembrar la semilla de la fe en ESPAÑA. Siguiendo el mandato de Jesucristo: "Id al mundo entero y proclamad el Evangelio". El hecho de la evangelización de España por Santiago consta ya en el Breviarium Apostolorum del siglo VII. Es por ello, que según la Tradición, sus restos fueron trasladados después de su muerte, hasta nuestra Galicia. Según el Codex Calixtinus del siglo XII, y la Leyenda aurea del siglo XIII, los discípulos del santo transportaron su cuerpo por mar hasta Galicia, y lo depositaron cerca de la ciudad romana Iria Flavia. Otra tradición hace protagonistas a los monjes andaluces que, huyendo de la invasión musulmana, subieron hacia arriba, llevando consigo los huesos de Santiago.

Santiago es por tanto para los españoles, nuestro patrón. Debemos seguir su ejemplo, y pedir su intercesión para esta maltrecha y apóstata España, nuestra Patria, que está renegando de la fe que a el, como a otros, le costó la vida, entregada libremente por Cristo.

Santiago debe ser un estímulo para todos nosotros en estos tiempos difíciles, donde la fe es atacada por todos los frentes.

España necesita Apóstoles. ¿quieres ser tu, uno de ellos?










De la página corazones.org pongo estos datos adicionales:

La tumba de Santiago Apóstol fue olvidada por mas de 800 años. Bajo el reinado de Alfonso II (789-842), un ermitaño llamado Pelagio recibió en visión, conocimiento del lugar donde se encontraban los restos del Apóstol. El campo donde yacía la tumba escondida se llenó de una luz brillante y desde entonces se le conoce como "Compostela" (Campo de Estrellas).El hallazgo de la tumba ocurre en un momento providencial. Los cristianos se encontraban abatidos bajo el imperio del Islam y la fe cristiana corría el peligro de ser erradicada. La lucha por la reconquista duró hasta el año 1492.  Ese largo período de tiempo forzó a los cristianos a una guerra de supervivencia en la que se apoyaban del auxilio del Apóstol y de la Virgen Santísima.El obispo de Iria Flavia, Theodomir, después de investigaciones declaró que eran verdaderamente los restos y la tumba del Apóstol Santiago. El Santo Padre, León XIII, en 1884, en forma de Bula Papal confirmó que los restos en Santiago de Compostela pertenecían a Santiago Apóstol.
Publicar un comentario