20 de julio de 2013

EL PODER DE LA ORACIÓN

Bendito sea Dios, que escucha nuestras oraciones. "Pedid y se os dará". "Pedid con fe".

Tal día como hoy más o menos, pero de hace 5 años, mi mujer y yo rezamos por nuestra sobrina Paula que había nacido con problemas de salud, y tuvo unos primeros días bastante difíciles. Ahora, echando la vista atrás, recordamos este momento, otro más en el que Dios acudió en auxilio, y permitió a la niña salir adelante. Recientemente ha cumplido cinco años.

Mi padre que en paz descanse, es otro ejemplo de oración escuchada en su momento, cuando se tuvo que enfrentar a una operación muy complicada, y todo salió muy bien, y pudo salir adelante y sobrevivir a su enfermedad y coger fuerzas para seguir luchando aún unos años. Su historia está publicada en este blog. Recuerdo aún con agradecimiento, como fue dado de alta de su operación un día de la Inmaculada Concepción, después de una recuperación en el hospital muy rápida.

Y el tercer ejemplo, lo tengo más reciente. Mi mujer, Ana Mari, después de dos días muy negros, al final salió adelante, y su recuperación ha sido rápida y espectacular, al igual que la multitud de oraciones que han subido al cielo por ella en esas dos semanas, y de las que algún día daré cuenta en este blog, para la gloria de Dios.
Publicar un comentario