¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

29 de julio de 2013

El grano de mostaza y la levadura (Mt 13)

OBSERVACIÓN PREVIA: Yo no tengo estudios oficiales de teología ni nada relacionado con la religión, aparte de mi educación básica obtenida en los primeros años de mi vida. Y esos estudios de varios años de religión católica en el colegio, y después en el instituto, no me valieron para entender a la Iglesia Católica, supongo que en parte por negligencia mía. Es más, después de mi Primera Comunión, como muchos, me fui alejando, aunque nunca dejé de creer en Dios. Dicho esto, me gusta de vez en cuando recordar, que yo no pretendo dar a nadie lecciones de nada, ni yo soy maestro de nada, pues sólo uno es el Maestro: Jesús. Si escribo comentarios sobre la Palabra, es para compartir lo que yo entiendo. Si te hace algún bien, dale gracias a Dios y pídele por mi
Mt 13,31-35: El grano de mostaza se hace un arbusto, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.
En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la gente:

-«El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.»

Les dijo otra parábola:

-«El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente.»

Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo.»

COMENTARIO:

Cómo os conté el sábado pasado, el capítulo 13 del Evangelio según San Mateo, contiene varias enseñanzas de Jesús en forma de parábolas. Primero fue la del sembrador de la semilla, luego la del sembrador de la cizaña, las cuales dicho sea de paso, me parecen las dos caras de la moneda.
Hoy la Iglesia que no son los curas y las monjas, sino que la formamos todos los bautizados pero que  nos propone otras dos parábolas de Jesús para poder entender mejor a que se parece el Reino de Dios que anunciamos y que está cerca de nosotros. Cada uno debe buscar en la Palabra de Jesús por si mismo. Yo veo algo en relación a la Iglesia. La Iglesia empezó como algo insignificante, eran doce personas elegidas por Jesús, y a partir de ahí se va edificando algo muy grande. Mucho mucho más grande que la gente que está en la playa de Copacabana con motivo de la visita del Papa Francisco. Verdaderamente en la Iglesia veo como las parábolas de Jesús, tanto la del grano de mostaza como la de la levadura que hace que luego fermente la masa se cumplen si miras a la Iglesia Católica con más de 20 siglos de historia.


Por supuesto, en lo personal, pasa un poco igual. La fe puede ser pequeña, pero de forma misteriosa esta crece en el interior de aquella persona, y el estado último no es comparable al primero.
Publicar un comentario