20 de julio de 2013

¿De donde procede la corrupción política y los problemas de España?

En 1975 murió el anterior Jefe del Estado español, Francisco Franco. Una serie de personas decidieron que todo lo que había hecho el régimen anterior, era malo, y que España debía mejorar, y en 1976, dan a votar a los Españoles. ¿Queréis mejorar, queréis ser más libres? ¿Queréis tener voz y voto? Necesitáis que los políticos os protejan. Votadles. Los españoles aprobaban en referendum la Ley de reforma política. En 1977 se legalizó en España el partido comunista (hoy fragmentado en diversas siglas, entre ellas IU). Debo recordar que personas de esa ideología cometieron barbaridades en los años de la república y en la guerra civil española. La reconciliación llega hacia los comunistas, mientras que los partidarios de la España nacional son considerados fascistas y se les tachan de fachas y de que hay que anularlos y estigmatizarlos. Esto ocurrió por ejemplo con personas como Blas Piñar y su partido Fuerza Nueva, la cual fue perseguida y finalmente abocada a su desaparición.

 Se celebraron las primeras elecciones de la monarquía parlamentaria. En 1978 se sancionó la constitución española.

En 1982, el PSOE se hizo con el poder en España, que no abandonó hasta 1996, por decisión de los españoles que les votaron mayoritariamente hasta ese año. Durante los años socialistas se comenzó a fraguar en España, la cultura de la corrupción, de los enchufados que son colocados en la administración a dedo. La decadencia de la educación, donde comenzó a premiarse la ley del mínimo esfuerzo, comenzó a perderse el respeto al profesor entre otras cosas. La España de los favores y de los chanchullos, de las comisiones, de los intereses, de los pagos en B para eludir los impuestos, de las subvenciones, de los sindicalistas, de los fondos reservados que unos manejaron a su antojo. La España de la ETA, del separatismo que avanza por etapas siguiendo una estrategia encubierta en su primera fase, y abierta en el momento presente. Por supuesto, la España del paro, que llegó a sus máximas cotas con el PSOE de González, fue aumentado con el PSOE de Zapatero, y que Rajoy del PP no ha podido frenar después de año y medio gobernando. Cuando el PP llegó al gobierno en 1996, España presentaba un estado ruinoso en sus cuentas. Puesta las bases para la destrucción de la familia, gran pilar de los 40 años anteriores en España, se daba via libre al divorcio, al crimen del aborto. Otras propuestas asesinas, como la eutanasia quieren abrirse paso en el futuro. ¿Pero tenemos futuro?

Conviene tener memoria, para saber de donde parte todo. Hoy el PSOE en la oposición, después de los 7 años de Zapatero, se presentan ante los españoles como soluciones a los males de España. ¿Pero no ven la contradicción?

El PP no termina de hacerlo bien, porque no mira con valentía a los problemas más importantes. La crisis moral que padecemos, y sembrada durante años y años de monarquía parlamentaria, que en mi opinión está en decadencia.

De otro lado están los que fueron un día, enemigos de la Patria. Los comunistas. Esperando para recoger la leña del árbol caido y quemarla, para tratar ellos de construir "su España", de la cual los libros de historia sólos, ya nos tendrían que dejar claro, cual sería esa historia, si de ellos dependiera.

¿Que solución tenemos?

A mi juicio, sólo una. Moralmente, España necesita convertirse a Dios, y ponerse "dentro" de la Iglesia Católica, como Nación, todos a una remando. Unidad.

Políticamente, sólo algún partido político con principios cristianos, puede traer a España una regeneración urgente y necesaria. Creo que la opción de mirar para otro lado porque ya estoy harto de todo, no es buena, ni cristiana. Tenemos el sistema político que tenemos, y con sus reglas, debemos cada uno contribuir en cambiar las cosas. Pero sin Dios, OS ASEGURO que España no superará los problemas, y si aparentemente los superare, estos volverán agravados más adelante.


Publicar un comentario en la entrada