3 de mayo de 2013

ZAQUEO EN SAN PABLO

Ayer asistimos a la 3ª de una serie de 4 reuniones de cofrades en la cita con la "Lectio Divina", un rato de oración en común a la luz de la Palabra de Dios. Al finalizar la oración, el Párroco D. Manuel afirmó sentirse muy contento por la asistencia y la participación que está teniendo esta cita. Quiero aprovechar para recordar que el cofrade verdadero, es cristiano, y que tiene la misma dignidad que cualquier otro cristiano no cofrade. Es más, me estoy quedando francamente sorprendido, yo, que he visto ya algunas cosas a lo largo de los años, de la madurez y el sentido cristiano de algunos cofrades. Es una pena, que a algunos hoy sólo vean en el cofrade a alguien que "pasea santos". Esto me recuerda mucho a la lectura del Evangelio sobre el que oramos ayer, cuyo protagonista es Zaqueo, un hombre muy rico, pero de baja estatura, al que "los más grandes" no le dejaban ver el paso del Señor, pero que el, deseoso de conocer quien era ese Jesús, se las compuso para hacerse encontrar por El, ante las murmuraciones no de unos pocos, sino de "todos", como dice la misma Escritura. Inmediatamente después la Palabra del Evangelio nos muestra dos signos de conversión a Dios. Uno, la alegría que nadie le puede robar, ni siquiera sus detractores y críticos. Alegría de haber conocido a Jesús. Como tuve la oportunidad de compartir ayer en San Pablo, una alegría que se produce en mitad de este mundo, lleno de tristezas, de malas noticias, de situaciones negativas, guerras, hambres, muchos pecados monstruosos. El descubrimiento de Jesús, hace que todo eso quede por debajo, hasta el punto que a Zaqueo ya todo le da igual. Quiero decir, que no deja que eso le supere, porque por encima está Cristo. Como signo activo de conversión, se dedica a dar a los pobres, y a restituir todo lo que había robado. No se, me acabo de acordar de los bancos.


Como dije ayer, y ahora repito: "No os dejéis robar la alegría de ser cristianos, y adelante, a sembrar en el mundo el Reino de Dios".


Publicar un comentario en la entrada