5 de mayo de 2013

Los homosexuales se equivocan y están haciendo mucho daño

Me dirijo principalmente a los que han sido engañados con mentiras como que ser homosexual es una opción sexual legítima, y que no hace daño a nadie, y que defender esto es ser abierto, moderno y que los que aman son los homosexuales y las lesbianas, y que los demás estamos equivocados. Os recomiendo si tenéis una Biblia, leáis Romanos.


En la epístola a los romanos, 1:26-27, Pablo de Tarso escribe:
Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Incluso sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra naturaleza; y, de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen actos vergonzosos y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión

Lean de nuevo la última frase: "sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión".

Noticia de hoy:

Un vicepresidente del parlamento británico, acusado de violar a un hombre


Noticias de antes: (seleccionadas al azar de google)
 

Un hombre viola a otro y le obliga a ejercer la prostitución - Levante ...

Un joven de 17 años fue violado por uno de 30 en Playa Chic ...

Hombre golpea y viola a su propio hermano - Vanguardia

Se durmió y se despertó cuando sintió que su amigo lo violaba

patrón viola a un jovencito | Noticias De Tamaulipas ...

Violan dos hombres a otro hombre - Oem




Practicar la homosexualidad es una aberración. Degrada al ser humano, y pone en peligro a otros miembros de la sociedad. La homosexualidad ha existido casi siempre, pero eso no la legitima. Dos personas del mismo sexo no pueden constituir jamás una pareja. No pueden amarse en el sentido de pareja, porque no han sido creados con ese fin.

El fin para el que existen los dos sexos está claro. Es un hecho diferencial claro, que pone de manifiesto lo que es natural, y lo diferencia de lo que no es natural. Y lo que no es natural se convierte en inmoral por ir en contra de la misma naturaleza.

Los homosexuales, las lesbianas, no deberían hacer las cosas así. Deberían pensar un poco más con la cabeza, y menos con lo otro. Deberían abstenerse, todos los que tengan esa tendencia. Si son cristianos, deberían recordar que la religión a la carta no es una opción válida. Puede no gustar a alguien lo que digo, pero es la verdad.

El que afirma que es cristiano pero desafía y no quiere hacer caso de la verdad, se convierte a si mismo en una mentira.

Ay de aquellos políticos que amparen las prácticas homosexuales, facilitando así la corrupción moral de su Patria. Ay de vosotros, porque con vuestra mala conducta escandalizáis a los más pequeños, y ponéis en peligro las vidas de muchos.

Bienaventurados aquellos que defiendan públicamente la verdad, y no tengan miedo de ser señalados por seguirla.

Ay de vosotros que con vuestra corrupción, que llamáis amor, degradáis vuestra propia dignidad y ayudáis a degradarse a otros.

Bienaventurados aquellos que habiendo sido o siendo homosexuales vivan en castidad y se unan a Cristo en sus sufrimientos.

Bienaventurados aquellos que siendo homosexuales y habiendo caído en el pecado de su práctica activa, sepan reconocerse pecadores, confiesen sus pecados y reciban la absolución.


Verán, no cuento todo esto porque piense que mis palabras puedan cambiar a alguien. Ojalá ayudaran, pero no lo hago por eso. Lo hago porque me debo a la verdad. Es mi obligación defender la verdad. Mientras viva en este mundo, trataré de ayudar a alguien. Sólo digo lo que se.




Publicar un comentario en la entrada