23 de mayo de 2013

El Papa impone las manos a un endemoniado

Yo no había visto nunca esto. Lo más parecido, una película sobre la vida de Jesús o los Hechos de los Apóstoles. El sacerdote que se encuentra junto a este hombre de 43 años (con aspecto de niño), afirma que efectivamente se trata de un caso de una persona poseida, y posteriormente el padre Gabriel Amorth, anciano exorcista oficial de la diócesis de Roma ha discernido que este hombre poseía 4 demonios diferentes. Todo este suceso tiene relación con las leyes recientes que permiten el aborto en México D.F. Más abajo tienen la nota publicada en su perfil de Facebook por el padre Juan Rivas, el que acompañaba a este hombre poseido.





"Saludos desde Roma. Para estos momentos todo sabrán la noticia del "exorcismo que hizo el Papa Francisco". Esta oración de liberación que hizo el Papa está relacionada con lo que ya les había dicho antes. El aborto en México ha destapado el pozo del abismo que María de Guadalupe había serrado. Pero al aprobarse la ley del aborto en México hemos vuelto a los tiempos paganos de los Aztecas y sus sacrificios humanos a los demonios. Para que la violencia se acabe en México primero que nada hay que confesar publicamente nuestro pecado y los obispos, todos juntos y todos a una voz, tienen que condenar el crimen del aborto, reparar con todo el clero y con todos los fieles en un acto religioso la grave ofensa hecha a María de Guadalupe y trabajar sin descanso para que se revierta la ley a favor de la violencia contra los seres más débiles e indefensos. 



El padre Gabriel Amorth revela posteriormente lo siguiente:

El padre Amorth ofreció además en antena una información muy relevante: "Les diré más. El hombre a quien el Papa exorcizó acudió a mí hoy a las 11.30 de la mañana. Está poseído por cuatro demonios y realicé sobre él un largo exorcismo".

La posesión de Ángel, añadió, "es una venganza del demonio contra los obispos mexicanos [é una vendetta del demonio contro i vescovi messicani] porque no se opusieron al aborto como debían haberlo hecho. Este hombre sólo será liberado cuando los obispos mexicanos se arrepientan y hagan penitencia por no haber intervenido más en esa cuestión".
Publicar un comentario en la entrada