16 de mayo de 2013

El Jesuita José Ignacio González Faus sigue dando problemas a la Iglesia

Hoy hemos sabido que el sacerdote Jesuita José Ignacio González Faus, ha recibido un toque de atención por parte del Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández.

Un rápido vistazo en internet acerca de alguna cosa que ha escrito este "teólogo" y "sacerdote", me han dejado claro que el Obispo, que recordemos, es sucesor de los Apóstoles dentro de la Iglesia Católica y pastor de la Iglesia de Córdoba, acierta al defender la fe de la Iglesia, y al defender a la gente sencilla de estos falsos católicos, que gustan de ir por ahí discrepando y negando doctrinas y dogmas de la Iglesia a la que dicen pertenecer, y de la que en cierto modo "se benefician".

Entre otras cosas, este "falso católico", va en contra del magisterio de la Iglesia, en el tema de las relaciones sexuales, y según he sabido de buena fuente, negó el infierno en un programa de televisión. Simpatiza con las doctrinas protestantes más fundamentalistas. Para más información leer aquí

Mi reflexión es la siguiente:

La Iglesia debería ser implacable con este tipo de "curas", que son dañinos para la fe, porque se hacen amigos del demonio y arrastran tras de si a muchos. No logro entender como alguien con semejante historial puede seguir enseñando por ahí como sacerdote ordenado de la Iglesia Católica. No lo entiendo. ¡Que me crucifiquen!

Me refiero a que no me parece suficiente que se le prohíba en un momento puntual que acuda a un acto, sino que habría que "separarle" del rebaño, quitar la manzana del cesto. ¡Ya está bien! ¡Es un hereje, y punto!.

Además, ¿en que situación de credibilidad queda un sector de la Iglesia, como la orden trinitaria de córdoba, que había invitado al rebelde?

Por último, el comunicado oficial publicado en la web de la Diócesis de Córdoba, y que todo católico verdadero, entenderá bien:


El Congreso Trinitario que en el año jubilar de San Juan de Mata y San Juan Bautista de la Concepción se celebra el 16 de mayo de 2013 en el paraninfo de la Universidad de Córdoba (UCO) no cuenta con la aprobación del Obispo de Córdoba, sucesor de los apóstoles y garante de la fe de la Iglesia en su territorio.
El Obispo de Córdoba ha sido invitado a participar con su presencia en el mismo, pero no conocía ni los temas ni los ponentes de este Congreso, que no han sido sometidos a su consideración ni aprobación.
Concretamente, no comparte ni aprueba la comparecencia del teólogo José Ignacio González Faus, sj, que sistemática y públicamente se instala en el disenso del Magisterio de la Iglesia, y en este caso de la sana doctrina sobre Cristo y sobre la redención de Cristo.
El Obispo de Córdoba lamenta la falta de diálogo por parte de la Orden Trinitaria con el Pastor de la diócesis en estos temas de doctrina católica, en los que el Obispo es el responsable para todo su territorio. La fe de los sencillos es puesta a prueba, y el Pastor debe velar por los más débiles especialmente en el campo doctrinal.
Que San Juan de Mata y San Juan Bautista de la Concepción nos alcancen en este año jubilar la gracia de sentir con la Iglesia siempre en la recta doctrina en la que ellos vivieron, la única doctrina que salva y libera verdaderamente.
Córdoba, 16 de mayo de 2013

Publicar un comentario