¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

25 de mayo de 2013

El Evangelio de la gente sencilla

El Evangelio puede ser leído en la Biblia, pero también puede ser visto, sentido y vivido por medio de una imagen, como la de Jesús Cautivo, que cada Lunes Santo sale a caminar por las calles de Málaga. Al sacar una imagen a la calle estás llevando el Evangelio también a la gente. De hecho, es más masivo llevar así el Evangelio que tocando de puerta en puerta pidiendo por favor que te escuchen lo que le vas a leer del libro del Evangelio. De esta forma, el Evangelio entra también por los ojos, y pueden llegar a penetrar en el Alma. Hay personas en la Iglesia Católica que no comprenden a los cofrades. Estoy seguro que algunos de ellos, se sienten como superiores, como alumnos avanzados del curso, y que ellos no necesitan de las imágenes, y que las cofradías les sobran. Ya tienen el libro, y es verdad. ¡Nada como la Palabra de Dios!, pero la Palabra de Dios se hizo carne y habitó entre nosotros, y cuando sale una imagen a la calle, "vemos" y por "ver" también se puede comprender. Y al ver, también se puede orar, y cuando uno reza 10 Avemarías con recta intención, eso también sirve. Si no, que se lo digan a los pastorcillos de Fátima. Claro, que algunos "católicos", pueden llegar a poner en duda cualquier cosa que no sea su "modo de ser cristiano". Critica las prácticas religiosas de otro, y el mismo tiene una práctica religiosa. Con los protestantes y miembros de sectas ya contamos, pero es que desgraciadamente parece que hay también católicos bautizados que piensan un poco como ellos. Algunos dentro de nuestra querida Iglesia deberían plantearse porqué hay grupos donde sólo asisten personas muy mayores, y que cuando acuden jóvenes, o no repiten, o se marchan. Si analizaran eso, en vez de señalar con crítica a los cofrades y a los que llevan tronos, o pasan una foto por un manto (gente sencilla), tal vez sería mucho mejor. A ver si nos enteramos, que es UNIDAD lo que Dios quiere, y no divisiones, y que el que quiere dar gloria a Dios, lo puede hacer de muchas maneras diferentes, pero la mía no tiene que ser la mejor ni la peor, es una más.



Publicar un comentario