4 de abril de 2013

No es lo mismo sacristán que diácono pero ambos deben ser cristianos

¿Iglesias cerradas muchas horas?. ¿Es eso bueno? ¿Es eso oportuno? ¿Es eso aconsejable?

Te diré cual es mi idea. ¿No sirve la Iglesia para ir a orar o rezar? Entonces, mientras menos horas esté abierta, menos oración.

 Verdaderamente es cierto que se puede orar en la playa y en el autobús. Te lo digo, porque yo he orado en esos lugares, pero te aseguro que nada hay comparado a una Iglesia. Pero con las Iglesias también hay algunos problemas hoy: la falta de respeto, que en muchos casos pueda ser por ignorancia, hace que muchas Iglesias, sean como vías públicas por donde transita la gente o como museos por donde la gente pulula admirando las obras de arte. Eso hace que el que busca a Dios, el que busca la intimidad con Dios, el silencio, el recogimiento, sea dificultado en su deseo. Y si tengo que escoger entre una Iglesia vacía y una Iglesia llena de gente pululando, tal vez prefiera lo segundo, porque al menos estando dentro, tienen una ocasión de arrodillarse ante Dios, o hacer alguna oración, aunque es difícil en según que entornos se está.

Ruego a Dios por los sacerdotes que tienen al cargo estas Iglesias, y por los sacristanes donde los haya, para que sean amables y acogedores, y sepan siempre comprender que ellos están al servicio de los demás, y no caigan en la tentación de dejarse llevar por la comodidad, buscando sus propios intereses, gustos. Ellos no son trabajadores o asalariados, son servidores de los demás, a menos que no tengan la vocación de servir, en cuyo caso se habrían equivocado de lugar.
Publicar un comentario