18 de abril de 2013

"EL FIN DEL MUNDO", algo para no tener miedo, a menos que no creas a Dios

Es una inquietud totalmente cristiana el preguntarse que cuando será el fin del mundo, y cuando será la venida definitiva de Cristo que pondrá fin al "tiempo del príncipe de este mundo". El otro día, una persona de avanzada edad nos confirmó que la maldad existente hoy no ha existido antes en la forma que la estamos viendo. Y yo, a mis 42 años, puedo atestiguar que en mi vida también he percibido un creciente aumento de la maldad en el mundo. ¿Tendrá alguna consecuencia este incremento de la maldad en relación con el fin de este mundo?

Que este mundo terminará, es una verdad revelada por Dios en las Sagradas Escrituras. "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasaran" (Mt 24, 35).

Que ocurra lo que está escrito, no es nuevo para los cristianos. Viene sucediendo desde siempre. El nacimiento de Jesucristo, su pasión y muerte, y su resurrección, ocurrieron como había sido predicho (escrito). Con la segunda venida de Cristo ocurrirá igual. Puede que no la veamos, pero cabe la posibilidad de que si, porque al igual que ocurrió con el nacimiento del Mesías prometido al pueblo de Israel, este hecho histórico no sucedió con previo aviso, sino que sucedió cuando Dios tenían determinado, con un objetivo concreto. Lo que quiero decir, que no hay que vivir como obsesionados con que el mundo se va a acabar mañana, pero tampoco hay que vivir como descartando que este hecho es verdaderamente posible, porque así está escrito. Y eso, no lo digo yo, sino que lo enseña el propio Jesús,  y si somos cristianos, no deberíamos arrancar páginas de la Biblia (las que no nos interesan), y mirar para otros lados más de acuerdo a nuestros gustos. Hay que verlo todo, y creerlo todo. La Palabra de Dios está viva, y es para hoy, tanto como para ayer.

Mañana seguiré hablando, si Dios quiere de este tema. De momento termino hoy recordando, que la pregunta a Dios de "cómo será la 2ª venida de Cristo y cuando", no es mía, sino que ya la hicieron los mismos apóstoles al propio Jesús (Cf. Mt 24,3).

¿Y calló Jesús? ¿O les dijo que se olvidaran del tema? ¿O les dijo, no penséis en esas cosas?

No. Les dio una serie de pautas y advertencias para poder vivir el fin del mundo, y poder esperarlo de modo de que no fueran sorprendidos por la 2ª venida de Cristo. En ningún modo Cristo ocultó a sus apóstoles este asunto, sino que se los puso crudo y real para que luego no fueran sorprendidos. Porque el día y la hora no será nunca revelado, tal y como está escrito en la Biblia, pero el reconocer si el tiempo está cerca, si ha sido revelado, y es misión de los creyentes discernir los signos de los tiempos.




Publicar un comentario