3 de marzo de 2013

III DOMINGO DE CUARESMA: ¿Cuanto tiempo le queda a tu vida?

MARÍA LA MADRE DEL SEÑOR, DIJO Y SIGUE
DICIENDO: "HACED LO QUE EL OS DIGA".
ELLA SABE LO QUE DICE.
Nos encontramos en Sede Vacante, a la espera del nuevo sucesor del Apóstol Pedro. Pero el mundo sigue adelante. ¿Pero por cuanto tiempo?. El anterior Papa, Benedicto XVI llegó al final de su peregrinaje. Cerró una etapa de su vida. Y tuvo la grandeza de cerrarla con dignidad. Absolutamente preparado. De ahí su cara de satisfacción y tranquilidad ante el final de su vida, que también llegará pronto, ya que tiene casi 86 años. Hubo un Papa que murió  a los 33 días de ser elegido. Lo hizo de forma repentina.

 ¿Cuanto tiempo le queda a tu vida, tu que lees esto hoy? ¿Acaso lo sabes? ¿Tal vez piensas que tienes salud y eso te garantiza no morir pronto? ¿Tal vez la juventud te hace vislumbrar la muerte como lejana? ¿Prefieres pensar que te queda tiempo para convertirte a Dios porque crees que ya tendrás tiempo más adelante, y que ahora no toca ocuparse de esos asuntos? Bien. Es una libre opción. Sin embargo tengo que advertirte que las cosas no son así. Este mundo está dominado por Satanás. Este ser creado por Dios, también conocido por diablo, demonio, el cual por ser ángel malo, es perverso, astuto y sagaz, y muchos niegan su existencia, sin saber que es el mismo diablo el que les ha "ayudado" a creer la mentira. Porque el arma del diablo es sin duda, la mentira. Con la mentira, engaña a todo el que puede, al igual que los corruptos que hoy están tan de modo, engañan a todo el mundo, hasta que un día la verdad sale a la luz. Porque no hay nada oculto, que no llegue a saberse alguna vez.

Que el diablo es un ser real, lo afirma la propia Biblia. Al mismo Jesús le tentó durante su vida, aunque Jesús siempre le venció. Recordemos que Jesús no es sólo Dios, sino que es Hombre verdadero. Se despojó de su rango de Dios para ser como uno de nosotros, y dice la Escritura, "en todo, menos en el pecado". El pecado es un acto de la propia voluntad. Cristo ha vencido al pecado. Por eso, todo el que se acerca a Cristo, vence el pecado, y el que no se acerca, cae en el pecado. Y el pecado es a lo que tienes que temer. Porque el que peque morirá. Y si cometes pecado contra Dios o contra tu prójimo, la misericordia de Dios está disponible, a condición de que quieras y te acerques a Dios a pedir perdón. Esto es, a su Iglesia, a ser perdonado por los medios que la Iglesia posee con el poder de Dios en Jesucristo.

Pero vuelvo al diablo. El diablo, que actúa en este mundo, y no sólo, ha creado un inteligente entramado lo suficientemente enmarañado ya, como para hacer caer hasta al apuntador. Vivimos en un mundo de mentiras, que obviamente por coherencia, rechaza todo lo que venga de la verdad. Y sabemos que la verdad existe, y que esa verdad es JESUCRISTO. Mires a donde mires, ya no hay escapatoria. Las tinieblas lo cubren todo, y han entrado por todas las rendijas. Esto es, porque el mundo ha rechazado a Dios, y al rechazar a Dios, abre la puerta para que entren todos los demonios. ¿Crees que exagero? Esa es otra mentira del demonio. Tratar de hacer creer que la cosa no está tan mal, y que tampoco es para tanto. La tormenta trata de hundir al barco, pero el barco lucha contra la tormenta y los marineros tienen esperanza de vencer a la tormenta, hasta que esta les traga a todos.

Por todo esto, decirte que este es el día de tu conversión. Ahora es el tiempo. No lo dejes escapar. Vuelve a Dios, si es que te alejaste, y rechaza la vida que llevas. Aborrece tu vida, y cree en lo que te digo hoy. Acepta a Jesús en tu corazón, y acércate a una Iglesia, y comienza a vivir como cristiano.

Tienes otra opción que puedes escoger libremente  No hacerme caso, y seguir el camino que llevas, separado de Cristo, en ese caso, tengo que decirte que en el momento que menos esperes, serás cortado de esta tierra, y luego ya no habrá más tiempo para la conversión. Tendrás que asumir tus decisiones personales y libres.


Publicar un comentario