18 de marzo de 2013

El mensaje de Jesús es la misericordia.

El Señor no se cansa jamás de perdonar, somos nosotros los que renunciamos a pedir su misericordia. El nuevo Obispo de Roma celebra la santa misa en la parroquia vaticana de Santa Ana y recuerda a los presentes que Jesús se ha hecho hombre para llevar al corazón de todos, la misericordia infinita de Dios. Con la sencillez y espontaneidad de un pastor entre su grey en el día del Señor, el Papa Bergoglio comentó el episodio evangélico del perdón concedido por Jesús a la adúltera y precisó que también a nosotros nos agrada escuchar la palabra del Hijo de Dios, pero, al mismo tiempo, a veces, "nos gusta bastonear y condenar a los demás". "No es fácil encomendarse a la misericordia de Dios -- dijo durante la homilía.

Publicar un comentario en la entrada