¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

1 de febrero de 2013

ARTUR MÁS PROMETE DIÁLOGO PERO NO RENUNCIA A LA SECESIÓN


Sin ser un experto, pero por puro sentido común, pienso que a estas alturas, Artur Mas debería estar inhabilitado para ejercer como presidente de la región catalana. No se puede jurar cumplir la constitución, y al mismo tiempo incumplirla. Artur Mas ha mostrado ya desde hace mucho tiempo sus intenciones, las cuales van en contra de la Constitución, y dos partidos políticos le avalan. Quiero pensar que si no se ha actuado ya, será por estrategia del gobierno que está tratando de arreglar el asunto. El tema es que si el gobierno no actúa, en mi opinión tenemos delante un serio conflicto. Y si actúa también lo podemos tener, al no saber hasta donde son capaces de llegar los separatistas.

Mientras tanto, se sigue cayendo en el absurdo juego de la hipocresía democrática. "Yo te prometo diálogo, pero tu me tienes que dar lo que te pido, o si no..."

El diálogo que no es diálogo. El diálogo que es tiempo perdido, porque de antemano los dialogantes tienen las ideas claras y no se quieren bajar del burro pase lo que pase. Este diálogo que nada tiene que ver con el diálogo que los políticos hacían a finales de los 70. Unos partidos políticos que hablan mucho de diálogo y buenas maneras, pero es simplemente de cara a la galería. El objetivo es mantenerse en sus posiciones.

Además, no puede haber diálogo para tratar de vulnerar el Estado de derecho, para ir contra las leyes que se han dado todos los españoles, la constitución, la carta magna, con la que uno puede estar o no más o menos de acuerdo, o nada de acuerdo, pero que es LA LEY, y cuando no se respeta la Ley, ¿que queda?

Por eso opino que Artur más fue ayer a hablar con el Rey, como un gesto más de cara a la galería, de cara a cumplir un guión particular que ellos tienen. ¿Pero si no respetas la unidad de España, como puedes ir a ofrecer diálogo a quién la representa? Por lo menos el Rey recibió a Artur Mas con gesto serio. Es lo menos que podía hacer.
Publicar un comentario