¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

28 de enero de 2013

LA BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO, NO SE PUEDE PERDONAR


Mc 3,22-30: Satanás está perdido.
En aquel tiempo, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían:

-«Tiene dentro a BeIzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios.»

Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas:

-« ¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra si mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre.»

Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

ORACIÓN
El punto 1864 del CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA, enseña y yo entiendo, que la misericordia de Dios es infinita, pero es obligatorio el ARREPENTIMIENTO para obtener el perdón de los pecados. En la confesión, hay que tener muy claro, que no se perdona el pecado sin arrepentimiento, aunque digas los pecados. El catecismo enseña que eso PUEDE llevar a la condenación y por tanto a la perdición eterna.

Ya el el Papa Pío XII había afirmado que «el pecado de nuestro siglo es la pérdida del sentido del pecado» y esta pérdida está acompañada por la «pérdida del sentido de Dios»
Publicar un comentario