¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

12 de enero de 2013

Curación de una mujer en sábado

De nuestra oración esta mañana.

Hoy hemos meditado sobre este trozo del Evangelio escrito por San Lucas, y que es uno de los cuatro que la Iglesia por medio de la Sagrada Tradición, consideró en su día como divinamente inspirado y así fue incluido en el canon del Nuevo Testamento.

Curación de una mujer en sábado13:10 Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga.
13:11 Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera.
13:12 Jesús, al verla, la llamó y le dijo: "Mujer, estás curada de tu enfermedad",
13:13 y le impuso las manos. Ella se enderezó en seguida y glorificaba a Dios.
13:14 Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la multitud: "Los días de trabajo son seis; vengan durante esos días para hacerse curar, y no el sábado".
13:15 El Señor le respondió: "¡Hipócritas! Cualquiera de ustedes, aunque sea sábado, ¿no desata del pesebre a su buey o a su asno para llevarlo a beber?
13:16 Y esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo aprisionada durante dieciocho años, ¿no podía ser librada de sus cadenas el día sábado?"
13:17 Al oír estas palabras, todos sus adversarios se llenaron de confusión, pero la multitud se alegraba de las maravillas que él hacía.


PALABRA DEL SEÑOR
GLORIA A TI, SEÑOR JESÚS.


MEDITACIÓN 

Lo primero que vemos nosotros en este texto es que existen unos religiosos hipócritas, llamados así por Jesús. Comenzando por el jefe de la sinagoga. Esto demuestra que el cargo eclesiástico puede no valer nada si se antepone el egoísmo que conduce a la hipocresía. El religioso hipócrita antepone su falsa sabiduría, llena de conocimientos teóricos, los cuales incluso pueden quedar desvirtuados por añadir de su propia cosecha, cosas que ni siquiera formaban parte de esa teoría. Es el caso del que se hincha de estudiar y de prepararse, y luego tanto honor conseguido, tanta elevación jerárquica, hace que no le sirva para más que para ser reprendido por el más pequeño de todos, y como dice la Escritura, puesto en evidencia y abochornado delante de todos por su hipocresía manifiesta. Esta escritura es un aviso para todos los cristianos, pero especialmente para los que ostentan jerarquía y autoridad, como le ocurrió al jefe de la sinagoga. Por ejemplo, el presbítero, el diácono, por supuesto el obispo, debe tener máximo cuidado con no llegar a caer en la hipocresía de anteponer sus caprichos, las normativas, las letras, los códigos, las tradiciones humanas, las costumbres, a la caridad, la compasión y la misericordia, que son propias de los hijos de Dios.

El jefe de la sinagoga que debía ser el primero en dar ejemplo, estaba dando a entender a todos, que mejor era dar de beber a un asno o a un buey, antes que ayudar a un semejante, en este caso una mujer enferma. Jesús, es el ejemplo a seguir. No debemos dejar de prestar nuestra ayuda a aquel que lo necesita, haciendo todo lo que podamos, incluso dejando en plano secundario esas cosas que nos parecen tan elevadas y que luego son sólo cumplimientos artificiales y vacíos.

La lección final es que el que quiere estar en la verdad, triunfa sobre los hipócritas, los reprende si es preciso, dejando falsos respetos humanos. Esto me recuerda, cierto día que me salté sin saberlo, la normativa de una comunidad jesuita que al parecer prohibía que subiera a la habitación de un sacerdote enfermo. Yo era conocido en la casa, pero dio igual. Yo me dejé guiar por la caridad de visitar al enfermo y el superior de esa compañía de Jesús me demostró actuar como el jefe de la sinagoga. Yo lo pasé mal porque me desconcertó semejante actitud anticristiana, pero finalmente triunfé sobre la hipocresía, y vi al enfermo, aunque me costó cara la factura. Ya será compensada en su momento por aquel al que servía entonces, y sirvo ahora.

Así que la lección que saco de esta lectura, es: "firmeza ante los hipócritas, y buscar siempre el hacer el bien al que lo necesite, por encima de falsos pretextos y normas hipócritas."


Publicar un comentario