¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

11 de noviembre de 2012

Evangélicos en España y el mundo

Anoche al acostarme me puse al lado el transistor y moviendo la rueda encontré a una mujer hablando fuerte y como si estuviera angustiada. De fondo oía a otras personas. Alguna decía palabras sin sentido, otras, lo que los católicos llamamos "jaculatorias" (¡Amen!, ¡Gloria a Dios! ¡Aleluya!, etc). Al poco supe, que estaban "orando". Lo que pedían en la oración no era malo, eran buenos deseos, sin embargo a mi este modo de "orar" me parece ruidoso y confuso, y hasta molesto. Ya lo conocía de mi etapa protestante. Ellos con su forma particular de entender la Biblia, llegan a veces a cometer errores de interpretación, y como rechazan el Magisterio de la Iglesia, y la interpretación de la Biblia dentro de la Tradición de 20 siglos de la Iglesia, pues...

De pronto pensé que vaya pena, desaprovechar así los buenos deseos, no siendo conscientes de que Dios no quiere que los cristianos estén divididos, y que el alarmante aumento de secesiones de personas que dicen amar a Dios y seguir a Jesucristo es un mal síntoma de la salud del Alma, y escándalo y motivo de mofa para dar al mundo una opción de no fiarse de los que están tan divididos que no se ponen de acuerdo en que significa o que quiere decir la Palabra de Dios en este o aquel punto. Hablo de los evangélicos en particular, que se subdividen en numerosas ramas, siendo el tronco que las sustenta tan débil y plantado en la confusión de verdades y errores en la que están instalados en sus congregaciones.

Finalmente cambié la cadena de radio, porque tras unos minutos tratando de "captar" el Espíritu que movía a estas personas, me di cuenta de que no lo reconocía. Yo creo conocer cuando el Espíritu Santo de Dios te susurra, y desde luego, eso no era.

Pedían por las iglesias evangélicas de Málaga y sus pastores, concretamente, y pedían porque los matrimonios dejaran de estar en fornicación y de andar en los caminos del mundo. Como digo, la mayoría son buenos deseos, pero...

Rezo por los "hermanos" evangélicos para que se den cuenta del error de no estar unidos a la Iglesia Católica de Dios.
Publicar un comentario