¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

7 de noviembre de 2012

El Tribunal Constitucional dice que dos hombres o dos mujeres son un "matrimonio"

Iniciada la infamia por Jose Luis Rodríguez ZAPATERO, se culmina la infamia con el visto bueno del Tribunal Constitucional español, el cual siete años después, han decidido "democráticamente" por 8 votos contra 3 que la unión en parejas de homosexuales o lesbianas seguirán siendo consideradas desde ahora como "matrimonio", y todo dentro de las leyes españolas.

Cuando se redactó la Constitución española en 1978, en ningún caso se contemplaba la aberración de casar hombre con hombre o mujer con mujer, porque el matrimonio siempre fue la unión de un hombre y una mujer, sin embargo el ilustre tribunal ha avalado esta Ley como compatible con nuestra magna constitución. Me pregunto si eso significará que cada artículo de la constitución puede tener la interpretación que se quiera en base al momento de la historia en que se produzca. Ahora mismo estoy pensando en la "independencia de Cataluña", porque yo es que "flipo" viendo como los medios de comunicación e incluso los políticos dan alas a un debate sobre un hecho delictivo, como es la secesión de una región.

Vuelvo a los matrimonios bendecidos por las leyes españolas desde ayer. Recuerdo que las leyes de los hombres podrán decir lo que quieran, pero la Ley de Dios está por encima, y el que siembra barro recogerá montañas y montañas de lodo. Me alegro de no tener la responsabilidad de tener que "casar" a parejas del mismo sexo, porque si fuera así, preferiría que me metieran en la cárcel antes que obedecer esta ley injusta, porque yo me debo a Dios, y estar a bien con el Señor es lo que me importa sólo.

Ahora me dirijo al Partido Popular, en concreto a aquellos de sus miembros que son capaces de vender su alma al diablo. Cuando recurrieron al Tribunal constitucional, no lo hicieron por que les pareciera mal a muchos que dos hombres o mujeres se den besos en la boca, tengan relaciones sexuales contra natura, etc, sino que lo hicieron simplemente, "porque no les gustaba que se le llamara matrimonio". ¡Cobardes! ¡tibios!. Habéis caído en los engaños del mundo ateo, y ahora no hay diferencia entre vosotros y ellos. Y encima ahora vuestros adversarios políticos se mofan de vosotros por haber salido mal parados por el tribunal constitucional. Os lo merecéis por timoratos. Vosotros y ellos seréis los responsables de los males que esta ley injusta traiga a los españoles. Se podía haber derogado simplemente la Ley y haber puesto las cosas en orden, pero claro, es preferible que ciertas personas se callen y no pataleen, no vaya a ser que os quiten votos. Pues bien, yo no estoy a favor de esa forma de llevar las cosas. La política es servir a los demás para el bien común. Con esta Ley injusta, habéis contribuido al mal, y eso al final de una forma u otra, se paga.

Esta mañana he tenido la desgracia de ver en televisión una imágenes asquerosas y aberrantes de homosexuales celebrando "bodas". Asco sentí, y no puedo mirar semejante disparate, me tenéis que perdonar, pero es que yo soy un clásico de toda la vida, es decir heterosexual.
Publicar un comentario