¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

9 de octubre de 2012

LA RUPTURA DE LA MORAL Y EL MATRIMONIO (4)

El mal es una opción libre. No importa el régimen político. Una persona puede optar libremente por el mal, al igual que por el bien. Lo que cambian son otras cosas, pero si existe libertad para pecar en todas las épocas. Del hombre y la mujer depende la opción que tome, y las consecuencias de su vida tendrán mucho que ver con las opciones que tomen. A principios de los 80, la corrupción moral en lo sexual comenzó a penetrar más y más, y parece ser que comenzaron claramente a perderse los valores tradicionales que habían estado en España las últimas décadas, curiosamente bajo una dictadura. Insisto, que la opción por hacer lo malo, no depende del régimen político, aunque si depende mucho del régimen político que haya más posibilidades de hacer lo bueno que lo malo. Porque primero de todo, para hacer lo bueno, hay que conocer y saber diferenciar entre el bien y el mal, y los años 80 serán especialmente escuela para ir invirtiéndolo todo. A lo malo, se le acabará llamando bueno, y a lo bueno, malo o anticuado. Por ejemplo, el matrimonio. Con la llegada al gobierno de los herederos del marxismo, muchos de los adolescentes de los 80 comienzan a llevar vidas rebeldes y liberales. La promiscuidad sexual alentada por los medios de comunicación que lo van invadiendo progresivamente todo de tentaciones de la carne va haciendo mella en los jóvenes de aquellos años, los adultos de hoy, los padres de familia de hoy. En 1976, recién muerto Franco, aparece en España la conocida revista "Interviú", conocida por ofrecer imágenes de mujeres desnudas. En 1977 apareció en España al menos otra revista pornográfica muchísimo más nociva que interviú, ya que era una invitación a romper todos los patrones morales de la gente, y al alcance de cualquiera.

Corrompamos al pueblo y tendremos un futuro corrupto, que es lo que tenemos. Hoy la fidelidad no es un valor, la gente no se quiere casar, porque piensa que de esa forma es más libre para poder separarse, y eso es porque en el fondo saben que no tienen intención de ser fieles a nadie. Impera el egoísmo  madres solteras que quieren tener un hijo, pero que no quieren tener marido para poder ser más libres. Ya no existe el sacrificio, ni el esfuerzo. Muchos ni siquiera saben lo que es, porque la sociedad se ha encargado de alentar durante lustros otro tipo de valores. El rechazo de Dios, hace cada día al hombre más esclavo, no más libre, pero ya todo está invertido. Ahora a la esclavitud, la llaman también libertad.

La pornografía ha existido toda la vida, sólo que con la evolución de los medios de comunicación y a más tecnología, más posibilidades de aumentar la corrupción de la sociedad. Pero son los gobernantes en cada tiempo los que tienen la obligación de proteger a su pueblo de lo que le puede dañar. La Iglesia no se ha movido de posición en toda su historia, en cambio los pueblos se mueven según las modas, según sople el viento. Y ahora el viento se ha convertido en tornado huracanado que amenaza con barrer el futuro de la humanidad, si no se invierte o se detiene la tendencia a la degradación moral.

En los años 20 del siglo pasado ya se vendía pornografía en Estados Unidos en forma de comic. En los años 40, actrices como Marilyn Monroe (muerta trágicamente jóven víctima de si misma), se desnudaba para las revistas. A mitad de los 60, revistas como Penthouse abrieron el camino nefasto para que la pornografía más desagradable fuera llegando paulatinamente en los 70, 80 y ya en los 90 el círculo de la corrupción más asqueroso hubiera sido cumplido. Me quedo antes de la aparición de internet. Decir, que España, gracias a los gobiernos de la época, fue preservada de esta corrupción moral intolerable, porque España era gobernada siguiendo la doctrina de la Iglesia Católica, y de esta forma se protegía a los españoles de la invasión de las fuerzas del mal extranjeras, provenientes de paises como Estados Unidos. Si bien, como he dicho al principio, el mal es una opción y siempre hay posibilidad en todas las épocas de transgredir las leyes naturales, humanas o la Ley de Dios que es la más importante, España con Franco, estuvo protegida de la basura y de la inmundicia que ha degradado a nuestro pueblo.
Publicar un comentario