8 de octubre de 2012

LA RUPTURA DE LA MORAL Y EL MATRIMONIO (2)

El responsable máximo de que en España llegue y se consolide la inmundicia del cine clasificado "S" se llama ADOLFO SUÁREZ, hoy enfermo de Alzheimer. Fue en Noviembre de 1977 cuando el gobierno de Suárez se sacó de la manga una nueva legislación a favor del cine clasificado "S". A partir de 1978 y hasta 1983, entró en el cine español no sólo los desnudos impúdicos sino también graves desórdenes morales y psicológicos como la bisexualidad, el travestismo, lesbianismo, homosexualidad, menores, adulterios, ofensas a los católicos usando nombres y temas relacionados con la Iglesia en estas películas. Personas como Susana Estada se hicieron famosas por estas formas de corromper a la gente, e incluso recibían reconocimientos y premios. Fue Adolfo Suárez y su gobierno el que trajo a España la legalización del divorcio, precisamente en septiembre de 1980, contraviniendo la Ley de Dios y al amparo de las "libertades" y la "modernidad" y "el progreso", se abre el camino para la "destrucción legal" de la convivencia familiar en España. Primero se les abrió a los ojos las pasiones y la inmoralidad sexual con el cine y las revistas, y por ese pecado vinieron luego las consecuencias. Los celos, las iras, las discusiones, las rupturas, el adulterio, y finalmente amparado por la democracia, la RUPTURA de la vida en común. Lo que había unido Dios, ahora lo separaba el hombre, dando así lugar a enormes sufrimientos, consecuencias todos del pecado y del desorden en lo moral, y el comenzar a vivir de espaldas a Dios. Si, porque para poder pecar tranquilamente lo primero que muchos hicieron fue dar la espalda a Dios, hacer como si no existiera, creyendo así las mentiras del mundo que les hablaba de que la Iglesia tiene un mensaje anticuado. ¡Necios!.

Súarez vivió un calvario particular que le llevó a tener que dimitir de presidente pocos meses después. Hubo un intento de golpe de estado en Febrero de 1981, pero triunfó la "libertad", y la "libertad" continuó progresando. Vino Calvo Sotelo, y más de lo mismo, pero duró poco. Y vino Felipe González y los socialistas, la izquierda.

Los divorcios traen el sufrimiento no sólo a los divorciados, sino a los hijos inocentes. Pero todo vale en nombre de la "libertad". ¿Libertad para hacer lo malo es bueno? El hombre tiene derecho a elegir, pero así nos va, porque el hombre tiende al pecado, y a hacer lo malo, y si da la espalda a Dios, pasa lo que pasa.

Siendo presidente del gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, se produjo un "avance" en la degradación moral de los españoles, al aprobarse una Ley sancionada por nuestro Rey Juan Carlos, en la que se aprobaban en España que las películas pornográficas se pudieran proyectar en cines llamados "Salas X". Era la ministra de cultura de aquel gobierno, la señora Soledad Becerril, después del PP, y actualmente defensora del pueblo. Curioso.
Publicar un comentario en la entrada