26 de octubre de 2012

El sindicato CCOO despedirá trabajadores...DESPUÉS DE LA HUELGA GENERAL. (El morro de grande se lo pisan)

Ayer pudimos conocer la noticia de que el sindicato CCOO, más conocido por incitar a los españoles a no trabajar ni consumir nada el día 14 de Noviembre, con una nueva huelga general, DESPEDIRÁ a trabajadores próximamente en Andalucía. La noticia es que lo hará basándose en la Reforma Laboral que ellos mismos combaten tan audazmente en las calles.

Es decir, CCOO hará un ERE.





Comisiones Obreras de Andalucía (CC.OO.-A) se sumará también a los ajustes de plantilla,como ya ha hecho UGT en la comunidad autónoma, acuciada por el desplome de las subvenciones,
la morosidad de la Junta en los pagos de los cursos de formación y la 
bajada en picado de los ingresos por cuotas. Según ha podido saber ABC 
de fuentes sindicales y de la Junta de Andalucía, la organización que dirige Francisco Carbonero está preparando un expediente de regulación de empleo (ERE)
para todas sus organizaciones territoriales, si bien la medida no se 
comunicará oficialmente por ahora. La huelga general del próximo 14 de 
diciembre es un elemento que pospone esta decisión, que debilitaría su 
fuerza en la calle.

Según ha podido saber ABC, en determinadas estructuras se baraja aplicar despidos con indemnizaciones de 20 días por año trabajado, acogiéndose
a la reforma laboral aprobada por el Gobierno. Un factor que complica 
el ajuste es la falta de fondos para financiar la regulación de empleo, 
en unas provincias más que en otras. En Málaga y Córdoba ya se están 
madurando los planes de ajuste, así como en Sevilla. 

«Cuando tengamos que hablar de ello, hablaremos», han 
manifestado fuentes oficiales del sindicato consultadas por ABC sobre la
presentación de un ERE a nivel regional. «Ahora mismo, ninguna organización ni empresa puede descartar nada»,
añadieron las fuentes, que rehusaron dar más explicaciones o detalles, e
insistieron en que «cuando llegue el momento se hablará» del asunto.

Reestructuración más profunda


Por otro lado, otras fuentes han señalado que UGT podría estar preparando una reestructuración de personal aún más importante que la que tiene en marcha. El sindicato que dirige Manuel Pastrana está negociando reducciones salariales de hasta el 50% y el 60% en el sindicato provincial de Sevilla y
rescindiendo contratos de fomento de empleo con indemnizaciones de 20 
días con un máximo de 12 mensualidades, según han denunciado afectados. 
El pasado septiembre, una treintena de delegados de UGT de toda 
Andalucía se concentraron ante la sede regional del sindicato en 
Sevilla, para rechazar el plan de ajuste económico que presentó la 
organización. Unos 100 trabajadores de toda Andalucía estaban afectados 
por el ajuste de jornada y salario.

Los propios trabajadores de la sección sindical de UGT presentaron una contrapropuesta:aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de cinco meses
para el centenar de empleados con el que estimaron que «el sindicato se
ahorraría 1.350.000 euros». Asimismo, once trabajadores de la Fundación
Esculapio, creada por UGT de Andalucía hace 25 años, están actualmente 
sujetas a un ERTE. 

Pero los sindicatos mayoritarios no sólo están adelgazando sus costes laborales en Andalucía. En Extremadura, tanto UGT como CC.OO. tienen en marcha sendos ERTE que concluyen a final de año. En
este caso aducen la reducción de cuotas como causa de estos recortes. 
Asimismo, UGT de Castilla-LaMancha presentó otra regulación temporal de 
empleo para más de treinta personas. Seguramente, ni en sus peores 
pesadillas, los líderes sindicales se habrían imaginado que algún día 
iban a tener que cruzar al otro lado y ponerse en la tesitura de un 
empresario que tiene que recortar personal. Sin embargo, la crisis y los
recortes no dejan indemne a nadie. Ahora, las pancartas las están 
desplegando a las puertas del sindicato sus propios trabajadores, como 
es el caso de UGT de Andalucía, que ya hace un año que empezó a plantear
ajustes laborales. 


Muy dependientes en Andalucía de la Administración autonómica socialista, con
la que caminan de la mano desde hace décadas a través de los acuerdos 
de concertación, UGT y CC.OO. —y también la Confederación de Empresarios
de Andalucía (CEA),— se están viendo afectados, como otros muchos 
colectivos, por la morosidad de la Junta y la austeridad presupuestaria.
La bajada de cuotas de afiliados después de cinco años de crisis, 
también descuadra sus cuentas.
Publicar un comentario en la entrada