15 de septiembre de 2012

El Papa Benedicto XVI es un ejemplo para mi. Con su visita al Líbano me anima mucho a seguir luchando también en contra de todo viento que sopla y seguir siendo con "orgullo" un signo de contradicción en medio del mundo.

Gracias Santo Padre, rezamos por usted.

Sucesor de Pedro, vicario de Cristo en la tierra, que está al timón de la barca de Pedro que es la Iglesia.

Dios le guarde.
Publicar un comentario