¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

16 de julio de 2012

los mensajeros de Dios a menudo no son bien recibidos


PALABRAS DEL PAPA BENEDICTO XVI en la homilía de la Misa del 15 de Julio



Queridos hermanos y hermanas!
Estoy muy contento de estar hoy entre ustedes para celebrar esta Eucaristía y compartir alegrías y esperanzas, esfuerzos y compromisos, ideales y aspiraciones de esta comunidad diocesana...


--------


En el Evangelio de este domingo, Jesús toma la iniciativa de enviar a los doce apóstoles en una misión (cf. Mc 6,7-13). De hecho, el término "apóstoles" literalmente significa "enviado, enviado." Su vocación se realiza plenamente después de la resurrección de Cristo con el don del Espíritu Santo en Pentecostés. Sin embargo, es muy importante desde el principio que Jesús quiere involucrar a los Doce en su acción: es una especie de "anticipo" a la vista de la gran responsabilidad que les espera. El hecho de que Jesús llama a algunos discípulos para trabajar directamente con su misión, expresa un aspecto de su amor: que él no desdeña la ayuda que otros hombres pueden hacer a su trabajo, conocer sus límites, sus debilidades, pero no los desprecian De hecho, les da la dignidad de sus enviados. Jesús los envía de dos en dos y les dio instrucciones, que el evangelista resume en unas pocas frases. El primero se refiere al espíritu de desprendimiento: los apóstoles no se debe adjuntar con el dinero y la comodidad. Entonces Jesús les advierte a los discípulos que no recibirán más favorable: a veces será rechazado, y de hecho también pueden ser perseguidosPero eso no debe impresionar: deben hablar en el nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse de tener éxitoÉxito. El éxito se lo dejo a Dios
La primera lectura proclama en nosotros la misma perspectiva, que nos muestra que los mensajeros de Dios a menudo no son bien recibidos. Este es el caso del profeta Amós, enviado por Dios a profetizar en el santuario de Betel, un santuario del reino de Israel (cf. Am 7,12-15).Amós predicó con gran energía contra la injusticia, especialmente la denuncia de los abusos del rey y los jefes, los abusos que ofenden al Señor, y hacer actos de culto vano. Entonces Amasías, sacerdote de Betel, ordena a Amos que abandone. Él respondió que no había elegido el esta misión, pero el Señor le ha hecho un profeta y lo envió allí mismo, al reino de Israel. Por lo tanto,  tanto si se le acepta como si se le rechaza continuará profetizando, predicando lo que Dios dice y no lo que la gente quiere escuchar. Y esto sigue siendo el mandato de la Iglesia no predica lo que quieren oír los poderosos. Su criterio es la verdad y la justicia, incluso si está en contra de los aplausos y en contra de la energía humana.
Del mismo modo, en el Evangelio, Jesús nos advirtió que los Doce puede ocurrir que en algunos lugares, de ser rechazado. En este caso, debe ir a otro lugar, después de haber hecho el gesto delante de la gente para sacudirse el polvo bajo sus pies, un signo que expresa la diferencia de dos maneras: desprendimiento moral - como dice el anuncio fue dado a usted, que se niegan - material y desprendimiento - no queremos y no queremos nada para nosotros (cf.Mc 6,11). La otra indicación muy importante del evangelio es que los Doce no puede contentarse con predicar la conversión a la predicación debe ir acompañada, de acuerdo con las instrucciones y el ejemplo de Jesús sanando a los enfermos. El cuidado de los enfermos físicos y espirituales. Hable de las curas de enfermedades concretas, también habla de la expulsión de demonios que purifican la mente humana, limpiar, limpiar los ojos del alma están oscurecidas por la ideología y por lo tanto no puede ver a Dios, no puede ver la verdad y la justicia. Esta curación física y espiritual de doble es siempre el mandato de los discípulos de Cristo. Así que la misión apostólica siempre debe incluir tanto los aspectos de la predicación de la Palabra de Dios y la manifestación de su bondad con los actos de caridad, servicio y dedicación.


---------

El Señor llama a todos mediante la distribución de los dones diferentes para diferentes tareas en la Iglesia. Llamado al sacerdocio ya la vida consagrada, y llama a la unión y el compromiso como laicos en la Iglesia y en la sociedad. Lo importante es que toda la riqueza de los dones son bienvenidos, especialmente entre los jóvenes que sienten la alegría de responder a Dios con todo su corazón, dándole en el sacerdocio ya la vida consagrada o en la forma del matrimonio, dos formas complementarias iluminar unos a otros, enriqueciendo mutuamente y juntos enriquecer la comunidad. La virginidad por el Reino de Dios y el matrimonio son dos vocaciones, Dios llama a responder con y para la vida. Dios llama: tenemos que escuchar, aceptar, responder. Al igual que María: Aquí estoy, hágase en mí según tu palabra (cf. Lc1,38).


----------------------


 es por eso que proponemos para vivir intensamente el ' Año de la Fe , que comenzará en octubre, 50 años desde el Concilio Vaticano II. Documentos del Consejo contienen una enorme riqueza para la la formación de nuevas generaciones de cristianos, para la formación de nuestra conciencia. Por lo tanto, leer, leer el Catecismo de la Iglesia Católica y así redescubrir la belleza de ser cristianos, de ser Iglesia
para disfrutar del gran "nosotros" que Jesús se ha formado en torno a él, para evangelizar al mundo: el "nosotros" de la Iglesia, nunca cerrado, pero abierto siempre y extendida a la proclamación del Evangelio.

-----------------------
Texto completo aquí
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2012/documents/hf_ben-xvi_hom_20120715_frascati_it.html




Publicar un comentario