15 de julio de 2012

LAICISMO, la lacra del presente

Dícese de aquella persona que vive como si Dios no existiera, y que prefiere cualquier cosa que le parezca del mundo (persona, filosofía, frase, foto...), antes que a Jesucristo. De hecho la persona laicista es aquella que ha elegido pasar de Jesucristo, y buscar en otros caminos la felicidad. No quiere oir hablar de religión. La considera un mal que hay que neutralizar, algo anticuado, algo que no sirve. El laicista puede llegar a ver al creyente como una especie de tonto o iluso, y piensa que su fe no le servirá para nada, y que si le sirve, el laicista está por encima de eso, porque se cree más sabio e inteligente que el creyente. El laicista es un ateo en la práctica, aunque diga que cree en Dios, refiriéndose a Dios como "algo", porque en algo hay que creer. El laicista, al apartar a Jesucristo del camino, explorará otras vías para encontrar la felicidad, y se irá dando tortazos continuamente, hasta darse cuenta por si mismo, que la felicidad no existe si apartas a Dios de tu vida.
Publicar un comentario

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes