¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

17 de febrero de 2012

Partido Popular. Un partido político no puede ser tan cobarde.

Si esta noticia es cierta, no votaré más al PP. Lo tengo claro.

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/pp-no-pondra-objeciones-que-decida-constitucional-sobre-%E2%80%98matrimonio-gay%E2%80%99-20

Les resumo la noticia. El PP se ve derrotado por la izquierda socialista, comunista y atea, aún estando en el poder. Demuestran ser un partido hipócrita sin identidad cristiana, y por lo tanto no representan para mi ya la alternativa. Esto es como en las votaciones del congreso. Habrá algunas veces que en algún punto podamos coincidir, pero no estoy dispuesto a colaborar con mi voto a que hagamos de ESPAÑA una NACIÓN cada vez más pobre, y atea. El Partido Popular nos ha estado engañando como yo suponía hace tiempo con este tema. Ir a manifestaciones contra el matrimonio homosexual, cuando sólo era por "el nombre". No hombre no, por el nombre no. Yo me opongo al matrimonio homosexual porque una unión entre dos personas del mismo sexo nunca puede ser considerada matrimonio, sino desorden. ¿Hablo claro?

Segundo punto. Derechos. ¿Que derechos? ¿Adoptar niños? ¿Pero que creen algunos que es la vida y la naturaleza? Adoptar un niño sólo puede ser un derecho de los matrimonios. Y repito, dos hombres no forman un matrimonio, y dos mujeres tampoco. Se llama LEY NATURAL. Pero claro, si en el PP hay cada vez menos cristianos, es lógico que piensen en otra cosa. Y se dejen corromper por las doctrinas de la izquierda social comunista y atea.

Así que con la Ley natural en la mano, lo digo.

Lo primero es Dios que hizo al ser humano, varon y mujer, y si para el PP no lo es, dejo de votarles. Así de claro.

Así que ya lo sabe Javier Arenas. Quiero que el PSOE no gobierne andalucía más, pero no votaré al Partido Popular.

Respecto a la homosexualidad, me remito a la Doctrina de la Iglesia Católica, y que yo cito ahora aquí, procedente del Catecismo:


Castidad y homosexualidad2357 La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves(cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.
2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.
2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.
Publicar un comentario