¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

5 de febrero de 2012

Leer la Biblia y conocer a Cristo

Los hermanos separados, es decir, los "protestantes", hacen mucho incapié en la Biblia. Lo cual es bueno. El problema es que piensan que los católicos no consideramos a la Biblia, ni se enseña que haya que estudiar la Biblia. Pero el Catecismo demuestra que la Iglesia enseña esto claramente.

en los números 131 y 133 del Catecismo.

131 Es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye sustento y vigor para toda la Iglesia, firmeza y fe para sus hijos. Alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual. Los fieles han de tener fácil acceso a la sagrada escritura.

131 Es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye sustento y vigor para toda la Iglesia, firmeza y fe para sus hijos. Alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual. Los fieles han de tener fácil acceso a la sagrada escritura.

133 La Iglesia recomienda de un modo especial e insistentemente a todos los fieles [...] la lectura asídua de las divinas Escrituras, para que adquieran la ciencia suprema de Jesucristo (Flp 3,8), pues desconocer la Escritura es desconocer a Cristo.

En las Sagradas Escrituras tiene la Iglesia Católica sustento y alimento.
Pero estarán de acuerdo que la Biblia no se interpreta cada uno según la entienda. Necesitas a la Iglesia, la cual es la que ha recibido las Escrituras al principio:

Un ejemplo

El etíope no entendía lo que leía, y dijo sabiamente: ¿Cómo podré entender si alguién no me enseña? (Hechos 8:31)

Esa no es la respuesta de los que creen que con leer la Biblia ya tienen la respuesta a todo, y ellos si interpretan la verdad, y los demás la mentira. Curioso.

Desde el principio del cristianismo, la misión de enseñar las Escrituras fue misión de la Iglesia de Jesucristo.

Los Apóstoles fueron enviados por el propio Jesucristo resucitado (Mateo 28:18).
Ellos fueron los primeros cristianos de la Iglesia de Cristo. Pero Cristo tenía muchos otros seguidores en ese momento, pero la gran comisión de enseñar la da a sus Apóstoles sólo.
Después de ascender a los cielos, envía al Espíritu Santo, el cual sigue guiando, ¿a quién?A la Iglesia de Jesucristo.

La primera vez que Pablo y Bernabé tuvieron una controversia importante con otros creyentes de judea, ¿que hicieron? ¿Lo interpretaron con una Biblia en la mano? ¿Fueron en busca de los pergaminos con las Escrituras para dilucidar la cuestión con la iluminación del Espíritu Santo?
No. Ese no es el proceder de los verdaderos cristianos cuando hay una controversia doctrinal.
Entonces se recurre a la Iglesia. La Iglesia se reune. La Iglesia analiza. La Iglesia toma una decisión, y la Iglesia la comunica al resto de los cristianos. Eso se llama, Concilio, y lo tenemos en el libro de los Hechos de los Apóstoles (Cap.15)

Pablo, Apóstol de Jesucristo, no "interpreta" la Biblia cuando hay una controversia. Pablo se fie de lo que la Iglesia propone como "verdad revelada". ¿Porqué?

Porque el Espíritu Santo enviado por Dios es aquel que garantiza la "infalibilidad" de lo revelado, cuando la Iglesia se encuentra reunida, con todos sus Obispos, con Pedro y su sucesor a la cabeza.

Eso es exactamente lo que ocurrió en la Iglesia primitiva. Hablan, y finalmente, Pedro juzga que no se circunciden a los gentiles que se convierten al Evangelio. (Hechos 15:19).

Las decisiones son comunicadas a todas las demás comunidades. (Hechos 16, 4).

Los que no las aceptan son los que causan divisiones, las cuales son prohibidas por la Biblia .

Ayer y hoy, porque Jesucristo y su Palabra no cambian. (1 Corintios 1:10-13)

Por eso, es necesario que exista la figura de Pedro hoy también en la Iglesia. Por eso tenemos al Papa, porque el es garantía de unidad de la única Iglesia de Jesucristo.

Los Apóstoles nombraron a otros en su Nombre, y les impusieron las manos.
Así se transmite de generación en generación. Es el Sacramento del Orden.

Si no estás enviado por la Iglesia para enseñar, como Timoteo, que fue enviado por Pablo en (1 Timoteo 4:6-16), o Felipe que enseñó al Etíope, entonces no tienes autoridad para enseñar de parte de Dios. Si no tienes Iglesia, o no estás en la Iglesia, entonces puedes desviarte y enseñar contra el propio Cristo sin darte cuenta.

Yo recomiendo en cambio leer la Historia completa, porque así verás realmente la realidad de las cosas. Coincido contigo en recomendar encarecidamente que se lean a los Padres de la Iglesia, donde se podrá comprobar que lo que la Iglesia Católica cree hoy y lo que creían ellos es lo mismo en lo fundamental.

No hay ni un sólo Padre de la Iglesia que rechace al Papa, o la Eucaristía, por poner sólo dos ejemplos. ¿Sabías eso? Y si alguno hubiera que hubiera discrepado en algo de esto, ten por seguro que cuando murió, murió como Católico, es decir, creyendo en que lo que la Iglesia propone es verdad.
Publicar un comentario