¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

13 de febrero de 2012

Gays, Lesbianas, abortistas y Republicanos

Anoche en Intereconomía pude asistir durante algunos minutos a un esperpento de debate acerca del tema del falso matrimonio, es decir, la unión entre personas del mismo sexo.

¿Hombres con hombres? ¿Mujeres con mujeres?.....¡VENGA YA!

Lo lamentable del caso es que llaman algunos "progreso" a algo que ha existido toda la vida. Cuando yo era adolescente se les llamaba vulgarmente de una forma. ¿Es falta de respeto llamar a cada cosa por su nombre?

San Pablo ya escribe en su carta a los Romanos en el siglo I, algo al respecto, porque al parecer en Roma ya ocurría. ¿Y lo llaman progreso?....esperen...ya entiendo, el progreso no es que haya en "los armarios" personas que prefieran unirse en pareja con otra del mismo signo o polaridad, sino que el "progreso" es que ahora nuestros gobernantes españoles (hablo del Partido de los Socialistas), hayan legislado a favor de estas uniones minoritarias en nuestra sociedad. Dicen las estadísticas que desde que se aprobó la ley que permitía esta aberración, no han ejercido "su derecho", ni el 2% de la población que contrae matrimonio en España. Decía anoche una lesbiana, que eso es porque hay todavía mucho miedo a salir del armario. ¡Y UNA PORRA! Lo que pasa es que como ha pasado siempre, lo anti-natural es minoría, y menos mal, porque si no fuera minoría, ¿que ocurriría con la natalidad del planeta?

Claro, es que lo natural es unirse un hombre y una mujer, y que de ahí pueda existir la posibilidad de tener hijos. Decía la lesbiana anoche, que ellas también pueden procrear. ¡Y OTRA PORRA!

Lo único que pueden hacer es de una aberración como es el lesbianismo y la homosexualidad es cometer otra bajeza moral como es el hecho de usar una artimaña para decir que tienen hijos. Es decir, mientras más antinatural mejor. Ese es el progreso al que nos quieren llevar algunos.

¿Y saben que es lo peor?

Que ahora tenemos un nuevo gobierno, supuestamente en la orilla contraria al PSOE, y que parece algo timorato a la hora de pronunciarse sobre este asunto, tal vez por interés electoral, tal vez porque realmente en sus filas ya hay "progresistas de esos", que piensan que la unión de dos personas del mismo sexo es lícita. Me dirijo al Partido Popular y les digo lo siguiente. Si me quieren convencer de que no son lo mismo que el PSOE espero que hagan algo al respecto.

Dos personas del mismo sexo son LIBRES para decidir que quieren hacer con sus vidas. Lo que no son libres, es para obligarnos a los demás, que somos la mayoría, a aceptar esas uniones como normales. Detrás del debate de como se tiene que llamar a esa unión, hay un plan macabro perfectamente calculado.

LLEVAR A LA SOCIEDAD A ACEPTAR que ser gay o lesbiana es algo aceptable, normal, admisible e incluso recomendable. Es una trampa silenciosa, en la cual están cayendo hasta los medios de comunicación más conservadores. Es un veneno de acción lenta, que no mata al instante, pero que al final si no se para tendrá difícil cura el problema.
Publicar un comentario