¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

27 de enero de 2012

LA PARABOLA DEL BUEN SAMARITANO EN TU VIDA REAL

Pertenezco al voluntariado de la Fundacion Corinto, es una obra social de las cofradias de Malaga en ayuda del necesitado, tenemos un economato en el que las personas con problemas economicos pueden comprar articulos a precios de costo, muy muy barato y aparte tambien, si hay que escucharla en otros problemas, o enviarla a otro organismo de la iglesia que pueda ayudar se hace.

Bien, mi trabajo como voluntaria es reponer y la limpieza del lugar.

El sabado pasado hubo una jornada de formacion, a las 10 de la mañana, hacia muchisimo frio en mi ciudad, y el sitio de reunion esta centrico pero como la mayoria vivimos en barrios alejados del centro, o bien cojes varios autobuses o te haces una caminata.

En mi caso cuando pase por la puerta de la iglesia donde se encuentra el titular de mi cofradia, Jesus Cautivo, pues se lo dije hay que ver en los lios que me metes con el frio que hace las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde un sabado, con la pecha de cosas que tengo que hacer en mi casa...

Segui mi camino pensando en que lo hago por amor a esas personas que se acercan a esta fundacion pidiendo ayuda.

Llegue al sitio y tuve que esperar, las calles desiertas y con el frio...llegaron varios y todos estabamos pensando en lo mismo.

La charla comenzo con la lectura de la parabola que titula este escrito.

Alli habiamos unas 50 personas que nos habiamos bajado del caballo, habiamos dejado nuestras vidas, por formarnos y ayudar al necesitado.

El ambiente fue exquisito entre todos nosotros, sabiamos por quienes estabamos, y hubo un momento que no nos interesaba de que cofradia era este o aquel.

Esto fue real, el sacerdote delegado nos lo dio a entender asi, y despues al finalizar lo recordamos, estaba claro que Dios nos habia elegido, para esto, por que humanamente no se yo si hubieramos dado tanto.

Cuando sientes el amor de Dios, empiezas a querer darlo a los demas, y si Dios lo sabe, te va a dar esos empujones que a veces nos hace falta.

Quiero dar las gracias a mi cofradia Cautivo-Trinidad por vivir esto.

Os invito a todos los que sentis a Dios, que os dejeis llevar por el.
Publicar un comentario