¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

10 de enero de 2012

Damián, y las nuevas tecnologías


Yo conocí al Padre Damián en el año 2007, cuando nos dirigimos a su anterior Parroquia de la Asunción de Málaga, y el nos abrió las puertas de su casa para realizar la primera y hasta ahora la "única" transmisión de Radio María en Málaga que ha tenido a niños como protagonistas. Amable y acogedor este cura. Déjenme que hable bien de los sacerdotes que conozco y que han tenido en mi vida cierto impacto. Es el sacerdote más joven que he conocido hasta ahora, y la verdad fue una gozada disfrutar de la celebración de la Eucaristía con el. Desafortunadamente lo trasladaron a Fuengirola, y allí me pilla lejos para visitarle. Recuerdo alguna conversación en su despacho cuando el me preguntó a que me dedicaba.
Siempre me ha costado contestar a esa pregunta. Recuerdo que le dije, que al Apostolado. Y le hablé de la página web que estaba tratando de poner en marcha en una Parroquia de Málaga, pero ante lo que me estaba encontrando muchísimas trabas y dificultades de las más absurdas. Recuerdo que hablamos de la importancia de las comunicaciones, y de internet para llegar a la gente hoy, y recuerdo que el mismo me dijo que procuraba utilizar estos medios, aunque decía "estar aprendiendo", si no recuerdo mal. Estoy convencido de que de haber quedado en Málaga, yo hubiera colaborado con el en estos proyectos, pero me alegro, que al llegar a Fuengirola, viera lo que otros no han visto todavía, y creo que le va bien por lo que veo en su blog y la web parroquial.

Algunos verán un crucifijo que llevo en el pecho. Debo decir que me lo regaló el, y le tengo mucho cariño. Al principio me daba apuro llevarlo puesto, pero un día me decidí, y ya no me lo quito. Hace poco nos encontramos en la puerta de la Iglesia del Sagrado Corazón, y le recordé que era el crucifijo que me había regalado, un 15 de Agosto de 2007. Aquel día organizamos una despedida en una hamburguesería, con los chicos y chicas que estuvieron de monaguillos suyos en la Parroquia, y con los que tuve la ocasión de entablar relación. Antes de marcharse, el Padre Damian me encomendó una tarea. El deseaba que los monaguillos siguieran en la Iglesia, y que el palo de separarse de su amigo Damian, no fuera tan brusco, así que yo hice de amortiguador lo que pude, y durante un tiempo nos reunimos para dar algo de formación. Recuerdo esos días con cariño. A Adrián lo he visto a menudo saliendo en procesiones. A Natalia, me impresionó verla el mes pasado en la obra de teatro que representaron con motivo de la Navidad en la Diputación. Me gusta pensar, que el tiempo que nos tocó estar juntos, sirvió para algo, y más que lo que yo hice, la huella de este Sacerdote, seguro que los chicos  que ya son adolescentes, no lo olvidarán en el futuro, puesto que cuando se da amor y acogida, cariño y amabilidad, se gana mucho. Aquellos meses, ayudé en aquella Parroquia. A veces en las Misas, lecturas. Me estrené allí leyendo la oración de los fieles, lo cual no había hecho nunca. Ayudé a apagar las luces de la Iglesia tocando el cuadro de mandos, entraba en la Sacristía con toda confianza y nunca nadie me dijo nada, y hasta un día cerré las puertas de la Iglesia, ayudando a alguien. Luego los chicos comenzaron a dispersarse, y acabó la misión. Pero hoy la traigo al recuerdo aquí, y además, pongo el video tan simpático de despedida, donde "me nombraron" oficialmente "responsable" de los monaguillos. Para Damián, yo estaba capacitado para ello, y así quedó registrado en este video. Buen detalle. Perdón, pero hay un pequeño defecto en la imagen que me ha salido al traspasar el video del DVD (formato VOB), a formato para publicar en YouTube.
Publicar un comentario